CIE EXORDIO CERO MAYA LIBRO LIBRE HUATAPERA PROFESOR ESCRITOR
                          












 



 


     

 

 

 

 

 










.

4. LA INDEPENDENCIA *

La flor de Libertad está marchita,

El azteca que gime esclavizado

En opresión odiosa,

Se estremece de cólera bendita

Ante el ultraje del audaz Ibero

Que le roba su Patria, sus mujeres,

La ansiada Libertad, y luego artero

Con crueldad inaudita.

En su sed insaciable de dinero

Feroz le martiriza.

Y así pasan los años y los siglos

Sin que un solo destello de esperanza

Anime al indio fiero..........

Es que acaso la sange de Cuautemoc

 

*    Cenci y Letras. Números especiales. Morelia, 8 de mayo de 1913.

 

De ese Titán guerrero,

No corre ya en las venas de los indios

Que pueblan el Anáhuac altanero?

O habrá muerto quizás el sentimiento De aquella Libertad que defendieron Los abnegados héroes que murieron Antes que pemitir el que los blancos De ojos azules y de rubio pelo Se apoderaran de su rico suelo? Mas no! que aún palpita de entusiasmo El corazón del indio belicoso, Listo está a la batalla, sin reposo Combatirá al Conquistador aleve Hasta que la cadena que lo oprime Caiga rota en el suelo y ya deshecha, Peleará mientras quede Una gota de sangre entre sus venas

Y en su carcaj o de pieles una flecha!..............

Tan solo esperan al Mesías augusto

Que con verbo profético y airado,

El corazón inflame

Haciendo de cada indio un soldado,

Que a su vez sea un héroe

Que luche por su Patria sin desmayo,

Y muera en las Termopilas

O vaya a agonizar en el Calvario!...

 

 

 

 

Y  al fin surgió el Mesías: era Hidalgo,
Sus voces ¡Libertad! ¡Independencia!
Se extendieron por todo el Anahuac,
Los indios empuñaron sus macanas
Gritando ¡Libertad!

Y  la lucha fue cruenta: entre las selvas,
En las verdes campiñas y en los prados
Corrió la sangre ardiente; el Mexicano
Supo mostrar a los Iberos bravos,

Que aún circulaba sangre entre sus venas

Del heroico Cuitláhuac; que en su pecho

Jamás se extinguirían

El amor a la Patria y al Derecho!

Pero entre tanto el Héroe

Que redimiera al pueblo escarnecido,

Cayó a los golpes de traición impía:

¡El también como Cristo fue vendido!

La idea de Libertad murió en su cuna?

¡Oh, no! Morelos y Guerrero y Mina

Y otros mil Héroes que besó la Gloria,
Reavivaron la antorcha que ilumina
Con fulgidos destellos

Las páginas brillantes de la Historia.

¡Oh Hidalgo! ante el solio en que reposas

Depositamos hoy las frescas rosas

De gratitud perenne,

Que vivirá en el mexicano pecho,

Mientras que en él aliente

El amor a la Patria y al Derecho!