CIE EXORDIO CERO MAYA LIBRO LIBRE HUATAPERA PROFESOR ESCRITOR
                          












 



 


     

 

 

 

 

 










.

 

Navegación en la Web semántica.

Autor: Eduardo Ochoa Hernández

Editor: Coordinación de Innovación Educativa
Facultad de Químico Farmacobiología
Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo
4 de Septiembre de 2009, Morelia, Michoacán. MX
Registro: PROWEB01-A

Documento de apoyo para el Seminario Taller: Profesor Escritor.

 

El profesor escritor es un solitario cuando se enfrenta a una página en blanco, sin embargo, constantemente tiene que discutir con las ideas de sus interlocutores respecto al objeto de estudio en cuestión, esto lo hace sentir acompañado; su perseverancia debe madurar al aprender con las heridas que en la escena pública dejan los comentarios de su obra. La escritura provoca conmoción en la psiquis de uno, como para permitirnos quedar felices y contentos al final de una jornada de composición argumentativa. Es entonces que el camino se estrecha cuando es difícil mantener los niveles literarios de uno a través de las arduas jornadas de la elaboración de un libro, sin embargo, cuando se dispone de oficio para argumentar, el profesor escritor puede treparse por encima de su propio ego lo bastante para ver fallas en su obra.

Cuando tenemos necesidad de medir nuestra producción diaria, como una forma de autoestima fundada en la eficacia, generalmente por error cambiamos cantidad por calidad. Pero a pesar de que se inviertan doce o veinte horas por semana de trabajo de escritorio y al final se cuenten dos o tres cuartillas lo suficientemente complejas, elegantes y con estilo original, muchos se sienten un tanto defraudados con la cantidad, lo que no saben estos novel, es que ya tienen un camino creativo sólido de partida, que si se tiene paciencia para su propuesta epistémica de composición argumentativa, les permitirá escribir, traerá como consecuencia una visión original textual, contextual y  cada frase, precisa o imprecisa, jactanciosa o modesta,  simple o compleja, parecen ofrecernos su propia suma de conocimiento  lanzando el problema argumentativo a un brinco cuántico de confianza que supera la sensación inconfundible que viven los novel al estar heridos, tan cerca de la muerte creativa de composición literaria, sienten que su alma se desliza fuera de ellos perdiéndose en un atmósfera de dudas que lo instalan en preguntarse recursivamente si ha leído  lo suficiente en torno al objeto de estudio como para sentarse a escribir, se paralizaba al pensar que no podrá escribir con rapidez, sin embargo, los recursos epistemológicos de la argumentación son una caja de recursos, procedimientos, artificios, tradiciones, tejido lógico simbólico: en resumen metodología. Es decir, desarrollamos una conciencia a medida que envejecemos acumulando horas de escritura, nos mantiene en forma y no pocos quedarán destrozados en el camino, renovándose inconscientemente al paso de cada obra simbólica  construida.

Si bien  nuestra síquica tiene confort en la esperanza de apoyarse en la epistemología, una vez que nos comprometemos a educar con nuestra pluma o teclado, podemos obligarnos a escribir en función del aprendizaje de nuestro público lector, porque de lo contrario aseguramos que el aburrimiento da muerte a más existencia que la guerra.

De alguna manera es cierto que el profesor escritor siente ataduras para su obra, al estar ésta sujeta a la propuesta curricular, su papel de educador cuando en su escritura se refleja como formas creativas de explicación y las premisas con que argumenta son audaces, de frontera y de enorme relevancia para configurar la topología profesional, moral y ciudadana  del estudiante, su obra se libera en el ejercicio puro de la libertad de cátedra no como derecho simplemente, sino como energía moral de motivación  creativa. En este sentido, el  primer paso es gestionar la información que desprenderá las premisas que son la materia prima para las proposiciones que integrarán los cuerpos argumentativos persuasivos, que son los pilares de nuestra propuesta de explicación o llamado contenido real del plan de estudios. Para tal fin, nos apoyaremos en el concepto moderno de navegación Web semántica introducido por Berners-Lee, Hendler y Lassila en 2001[1].  

En los últimos diez años el crecimiento exponencial de la Web afecta las competencias requeridas para la  gestión de conocimiento[2]. En el terreno del conocimiento científico, muchas de las fuentes de información tradicionales como revistas, memorias de congresos, informes, noticias,..., se encuentran ya en la red. Estamos observando cómo la red favorece la aparición de nuevos tipos de fuentes de información, tendencia muy marcada desde 1998[3]. Incluso algunos de ellos ya sólo se encuentran allí, habiendo abandonado los soportes tradicionales del papel y cartuchos magnéticos, entre muchos otros. Este hecho pone de relieve el problema de la recuperación de información en la red, y más específicamente en la Web. Básicamente, los sistemas de recuperación en la Web utilizan dos mecanismos, que no son excluyentes entre sí y que pueden utilizarse de forma combinada. Uno es la búsqueda mediante palabras clave. El otro es la clasificación en clases de URL’s (localizador uniforme de recurso) o categorías de páginas Web[4].

En el caso de búsquedas por palabras clave se pueden aplicar diversas técnicas que mejoren los resultados de navegación Web, fundamentalmente el problema es el de la barrera semántica[5]: frente a la semántica implícita, el crecimiento caótico de recursos, y la ausencia de una organización clara de la Web actual, la Web semántica aboga por clasificar, dotar de estructura y anotar los recursos con semántica explícita procesable por máquinas y personas. Buena parte de tales técnicas tienen que ver con la expansión de la consulta o adición de nuevos términos a las palabras clave de la búsqueda, en especial la realimentación por relevancia.  Otra posibilidad es el uso de tesauros. Éstos pueden ser elaborados previamente de forma manual por lo general, y estar especializados en algún dominio del conocimiento concreto, o bien pueden construirse de forma más o menos automática. Para esto último se aplican mecanismos de análisis de similitud o distancia entre términos. Entre las técnicas utilizadas podemos citar los denominados tesauros de similitud, el análisis de clúster (pila de datos) para agrupar automáticamente palabras relacionadas, o la utilización de redes neuronales para la obtención de términos cercanos o relacionados. Pero finalmente el usuario es quien discrimina la información mediante su experiencia de conocimiento en la materia.

 

El conocimiento difiere de la simple información por haber pasado más filtros racionales de revisión y por haber sido aceptados por alguna comunidad científica, la utilización educativa de apropiación de este conocimiento generado por las comunidades epistémicas de las ciencias es la transferencia de conocimiento a la sociedad. La apropiación y la utilización con éxito del conocimiento son señales distintivas que indican que se han producido procesos de transferencia de conocimiento. Sólo se progresa en la complejidad curricular cuando se han producido estos procesos en términos de interpretación y redacción de contenidos del plan de estudios. El conocimiento científico no solo depende de la producción de conocimientos, sino también de la transferencia de éste a las nuevas generaciones por medio del aparato educativo de la sociedad, apoyándonos en las propuestas de Von Hippel las referiremos a la práctica del profesor escritor, que se refieren a redes del conocimiento, cuyo proceso es la evaluación de los nuevos conocimientos y redacción para las nuevas generaciones[6].

 

Un primer problema para escribir contenido es gestionar el conocimiento dentro de las más modernas y complejas herramientas de búsqueda informática, durante las dos últimas décadas los tesauros han sido la pieza fundamental en el control del vocabulario destinado a la representación y recuperación de la información electrónica sobre cualquier tópico[7]. Hoy en día estas herramientas de vocabulario controlado de información en bases de datos en línea, estructuradas en hipertexto, PDF, doc, … y otros muchos formatos, en internet resultan de gran ayuda en la representación  de búsquedas, porque permiten enlazar de forma rápida los términos entre los que existe algún tipo de relación semántica en torno a un objeto de estudio.

Basándose en el uso de sistemas inteligentes que rastreen la red según las necesidades informativas del usuario, los profesores escritores deben tener presente un modelo de dinámica científica que especifique sus descriptores, sugerimos el de paradigmas y la categoría documental del artículo científico de acuerdo con Kuhn. El orden de las palabras clave de búsqueda corresponden a estos descriptores semánticos en torno al objeto de estudio.

Fig. 1. Modelo conceptual de ciencia basado en Thomas Kuhn (1962).

 

Todo sistema de información está comprendido por tres dimensiones de interoperatibilidad que hacen de la Web semántica un sistema cibernético exitoso : 

Interoperabilidad sintáctica: Se refiere a la capacidad de los sistemas de información para leer datos procedentes de otros similares y obtener una representación que pueda ser compatible.

Interoperabilidad semántica: Es la capacidad de los sistemas de información para intercambiar información basándose en un común significado de los términos y expresiones que se usan.

Interoperabilidad estructural: Es la capacidad de los sistemas de información de interactuar en ambientes no solo cerrados, sino distribuidos, soportados por protocolos de intercambio y acceso comunes a redes de datos tales como TCP/IP.

Reactividad. Un sistema debería poder responder ante eventos, tomando sus propias decisiones, incluso modificando su manera de operar, siempre con vistas a la consecución de sus metas.

Adaptatividad. Un sistema debería poder aprender de experiencias pasadas (y de la experiencia de otros sistemas), así como de las reacciones del usuario ante resultados previos. Esto está directamente relacionado con el aprendizaje de máquina o aprendizaje automático.

La elección de los puntos de partida en la búsqueda de información, puesto que un motor de búsqueda Web debe explorar gran cantidad de páginas, es preciso determinar algún punto de partida. Habitualmente se suele representar la web como un grafo dirigido, en el que las diferentes páginas son los nodos, y los enlaces son los arcos de tal grafo. El proceso de exploración parte de un nodo y, utilizando los arcos o enlaces, conduce y explora otros nodos, y así sucesivamente. Como la distancia entre el nodo por el que se empieza a explorar y cualquiera de los nodos relevantes puede ser muy grande, es esencial localizar previamente nodos o puntos de partida que puedan estar lo más cercanos posible a nodos o páginas relevantes para las necesidades de información del usuario. Podemos partir a hombros de gigantes, utilizando palabras clave con el nombre de los autores más relevantes del tópico de estudio, o los hechos, teorías y modelos más significativos.

La distancia a recorrer (el número de nodos por los que hay que pasar) no sólo depende del tamaño de la Web, sino que incluso podemos encontrar al utilizar elecciones de palabras erróneas semánticas como claves nodos, vías muertas que se extinguen sin permitir proseguir con la exploración.

La exploración de la red con varios motores de busquedas tomando diferentes puntos de entrada (palabras clave) ofrece el atractivo de permitir utilizar procesamiento paralelo o varios ordenadores para el proceso, pero incluso sin ello presenta la ventaja de obviar en alguna medida problemas derivados de las comunicaciones, como cuellos de botella, líneas o servidores lentos, etc., redundando en una mejora en el tiempo de respuesta. De otro lado, el hecho de disponer de varios puntos de entrada puede implicar la selección de parte de ellos (en un número razonable), así como posiblemente la priorización. Hay diversas estrategias automáticas para abordar esta cuestión, desde tomar simplemente los n primeros, hasta aplicar medidas de similitud (que son tramas clave de mayor complejidad) entre las especificaciones del usuario y el contenido de las páginas, pasando por el análisis de aspectos como el número de enlaces de cada punto de entrada, o incluso prospecciones de tiempos de respuesta. Del mismo modo, es posible una realimentación por parte del usuario, dejando que sea éste quien seleccione los que estime como mejores puntos de entrada a la Web. Naturalmente, estos diversos enfoques son combinables entre sí.

Activación de enlaces por el número de backlinks. Dado un punto o página de partida, un usuario que pretenda explorar la Web debe extraer los enlaces (direcciones URL) que esa página contenga y guardarlos en una lista. Posteriormente, irá tomando enlaces de esa lista, recuperando las páginas a las que apuntan y así sucesivamente. Si la exploración se ha de llevar a cabo por varios motores de búsqueda de forma cooperativa, esa lista debería ser compartida en alguna forma, a fin de no duplicar exploraciones de los mismos nodos. El almacenamiento y posterior seguimiento de todos los enlaces en la lista llevaría, teóricamente, a la exploración de toda la Web. Sin embargo, como suelen tenerse limitaciones de recursos de almacenamiento, capacidad de proceso o comunicaciones, etc., y especialmente de tiempo, se hace preciso establecer un orden de prioridad para los elementos de la lista. Este orden atiende a dos premisas fundamentales: en primer lugar, la relevancia de los enlaces (o su presunción) respecto de las necesidades informativas del usuario. En segundo lugar, las posibilidades de acceder a mayores espacios de la Web desde unos enlaces que desde otros. Empezando por este último aspecto, se han propuesto diversos sistemas para seleccionar aquellos enlaces más prometedores desde ese punto de vista. Para determinar la importancia de una página, una posibilidad consiste en utilizar los backlinks de la misma, esto es, las páginas que tienen enlaces hacia la página en cuestión. El mecanismo más simple es contar el número de backlinks, pero el problema es disponer de dicha información. En este sentido, cabe mencionar el proyecto Compaq’s Connectivity Center Server en estrecha relación con Altavista (http://www.altavista.com), o el también muy conocido buscador Google (http://www.google.com).

Más sofisticado que el simple recuento de backlinks es el algoritmo conocido como PageRank[viii]. La idea básica es que la importancia de un nodo o página es directamente proporcional al número de backlinks que éste tiene, pero no todos los backlinks pesan lo mismo, sino que su valor está en función de la importancia de la página de la que procedan, este algoritmo es precursor del Google (ver http://www.hispamedios.com/articles/id27-pagerank ). Y la página de procedencia tiene, a su vez, una importancia que viene determinada por los backlinks que recibe, y así sucesivamente. Según este algoritmo, el cálculo del PageRank ha de hacerse de forma iterativa, asignando de antemano pesos a determinados nodos o páginas, ya sea de forma aleatoria o en función de algún otro criterio, y asumiendo que, de una forma u otra, en algún momento de la computación se llega a esos nodos. Se trata de una visión muy genérica, en la que hay que resolver otros detalles, pero lo que importa resaltar aquí es que se trata de un cálculo costoso en términos de tiempo de proceso y porque muchos servidores contienen páginas Web "granjas de enlaces", cuya única razón de ser es inflar el PageRank de un sitio artificialmente.

Otro modo de búsqueda es el de similitud documental, consistiendo en agregar a la trama de búsqueda tesis, ensayo, disertación, monografía, revisión etc. o también puede abordarse por formatos PDF, DOC, RTF, HTML, …

Cuando un usuario de motor de búsqueda aumenta su experiencia sobre el tema de estudio se conseguirán tasas de precisión muy elevadas en la navegación Web semántica. Para ello, a los novel se sugiere se apoyen en tesauros. Dentro del área de las ciencias de la salud, citamos algunos de éstos tesauros y sus características.

 

URL

Tesauros

http://www.catie.ca/thesaurus.nsf

CATIE’s HIV/AIDS Treatment Thesaurus es un tesauro sobre el tratamiento del SIDA disponible en inglés y francés. El objetivo de esta herramienta es la búsqueda de información dentro del sitio web de CATIE y en el catálogo de su biblioteca. Este tesauro sólo presenta su contenido, 1594 descriptores y 130 no descriptores, en un listado alfabético expandible con enlaces a la información sobre los términos.

 

http://decs.bvs.br/E/new_2008.htm

Partiendo del tesauro Medical Subject Headings (MeSH) –herramienta utilizada en la base de datos MEDLINE/PUBMED, creada por la National Library of Medicine de los Estados Unidos–, el Centro Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud (BIREME) ha creado el vocabulario estructurado trilingüe portugués, español e inglés, DeCS –Descritores em Ciências da Saúde–. Su finalidad principal es la indización, investigación y recuperación de la literatura científica en diversas bases de datos de ciencias de la salud como LILACS, IBECS y la versión de MEDLINE mantenida por la Biblioteca Virtual de Salud de Brasil. Este macrotesauro recoge 28.691 descriptores agrupados en 20 áreas temáticas, las dieciséis incluidas en el Tesauro MeSH más otras sobre Ciencia y salud, Salud pública, Homeopatía y Vigilancia sanitaria. La consulta de su contenido puede realizarse en cualquiera de los tres idiomas del tesauro, bien mediante un buscador o bien a través de los índices alfabético, permutado y sistemático que se presentan. El buscador permite el uso de descriptores exactos o términos completos, pero no de raíces de palabras. La consulta a través de los índices se realiza navegando desde los términos cabecera en el caso del índice sistemático; seleccionando una letra en el caso del índice alfabético, o introduciendo una palabra o raíz en el buscador que se presenta al consultar el índice permutado KWOC. La presentación de la información sobre los términos es muy similar a la que se puede observar en el Tesauro MeSH. El contenido del tesauro se somete a una actualización constante.

http://www.proz.com/translation-
glossary-post/Dutch-to-English/9152

 

El grupo de centros de documentación europeos encargado del mantenimiento de la base de datos EDOA (European Database on Aids), de literatura gris sobre el SIDA, es también el responsable del Tesauro multilingüe europeo sobre el SIDA y la infección por VIH. Este tesauro tiene como función principal servir como lenguaje de indización e interrogación a la mencionada base de datos. Aunque las lenguas originales del tesauro son el inglés y el francés, la versión actual, que data de 1999, está disponible en siete lenguas: alemán, español, francés, holandés, inglés, italiano y portugués. Contiene 2.085 términos, de los cuales solamente veintiuno son términos no admitidos. La consulta en línea puede realizarse en tres índices diferentes.

 

http://www.hpmulti.net/

Este tesauro multilingüe sobre promoción de la salud, coordinado por Laura Dorso, Giancarlo Pocetta y Kerstin Karlström, es producto de la cooperación de diversas instituciones de doce países de la Unión Europea, y se ha realizado con el fin de incrementar la comunicación y colaboración en el campo de la promoción de la salud. Se trata de un tesauro de tamaño medio (unos 1.270 términos, aproximadamente) disponible en doce idiomas: alemán, danés, español, finés, francés, griego, holandés, inglés, italiano, noruego, portugués y sueco. La consulta puede hacerse sobre un índice permutado KWOC, un índice sistemático (macroestructura) con 10 grupos jerárquicos y un índice alfabético con la información sobre todos los términos, todos en inglés. Para el resto de las lenguas del tesauro sólo se dispone de un índice alfabético de términos y un listado con las equivalencias de los términos al inglés. Todos los índices están disponibles en formato rtf y pdf.

http://www.nlm.nih.gov/mesh/MBrowser.html

Dentro del sitio web de la National Library of Medicine (NLM) de Estados Unidos, en el que se albergan numerosas bases de datos de biomédicina, se encuentra el tesauro sobre ciencias de la salud más conocido y usado : el Medical Subject Headings (MeSH). Su principal función es servir de ayuda en las labores de indización, catalogación y búsqueda en la base de datos MEDLINE/PUBMED, la base de datos catalográfica de la NLM, y otras bases de datos de la NLM. Se trata de un tesauro en lengua inglesa de enormes dimensiones, 22.997 descriptores, que contiene los siguientes tipos de términos: descriptores, no descriptores, calificadores, topónimos y tipos de publicaciones. El contenido del tesauro puede consultarse navegando desde los términos cabecera (tree top) de las 16 áreas temáticas del índice jerárquico o utilizando el buscador. La presentación del índice jerárquico se centra más en mostrar únicamente los términos directamente relacionados con el término consultado, todos sus superiores jerárquicos y sus específicos más inmediatos, que en recoger la estructura jerárquica de cada área, quizá por la gran extensión del tesauro. El buscador permite realizar una búsqueda exacta, el uso de los operadores booleanos AND y NOT, y la limitación de la consulta por una amplia serie de parámetros. La presentación de la información sobre cada descriptor incluye sus calificadores permitidos, sus términos equivalentes y asociados, diversas notas, definiciones sobre su uso y los fragmentos del índice sistemático en los que se encuentra el descriptor. La actualización del contenido es constante. El tesauro MeSH ha servido de base para el desarrollo de diversos tesauros de ciencias de la salud.

http://db.jhuccp.org/ics-wpd/popweb/Thesaurus/index.htm

Health, se encuentra la base de datos POPLINE (POPulation information onLINE) sobre salud reproductiva. Como herramientas de búsqueda de esta base de datos se incluyen dos guías de palabras clave en inglés y español, que se presentan bajo la forma de sendos índices alfabéticos. La consulta de estas guías se realiza pulsando sobre una letra inicial y, después, seleccionando el término deseado. La información sobre cada descriptor incluye sus relaciones semánticas, estando los términos destacados como hiperenlaces. En el caso del índice en español, se incluye la traducción del descriptor al inglés. Una versión del índice alfabético con una consulta más cómoda para el usuario, aunque solamente en lengua inglesa, puede descargarse como un documento pdf en la siguiente URL: http://db.jhuccp.org/ics-wpd/popweb/keywords/POPLINE_
Keyword_Guide.pdf

http://www.drze.de/BELIT/thesaurus/
show_tree.html?nr=1075&la=en

La colaboración de diversos centros de documentación especializada en ética médica de Alemania, Estados Unidos y Francia ha dado como resultado la edición de este tesauro sobre ética de las ciencias de la vida. Se trata de un macrotesauro en alemán, francés e inglés que contiene 6.517 términos: 2.855 descriptores y 3.662 no descriptores. La consulta en línea puede realizarse a través del buscador o navegando por la estructura jerárquica del tesauro. El buscador nos permite las opciones de palabra completa, parte de palabra o combinación de términos utilizando el operador +. Los resultados de la búsqueda muestran tres categorías: los descriptores, los no descriptores y las combinaciones de no descriptores que coinciden con los parámetros de la búsqueda. La consulta también puede realizarse navegando desde los términos cabecera de las catorce áreas temáticas. En este caso, la interfaz nos muestra la estructura jerárquica relacionada con el término a la izquierda de la pantalla, y, en la parte derecha, muestra sus relaciones de equivalencia y asociativas junto con su traducción a las otras lenguas del tesauro, la indicación del área temática y las concordancias del descriptor con descriptores de otros tesauros. La ayuda que se proporciona es muy completa y permite obtener un mayor rendimiento de la consulta del tesauro.

http://etoh.niaaa.nih.gov/AODVol1
/Aodthome.htm

El tesauro AOD (Alcohol and Other Drugs) proporciona la terminología estándar utilizada en las labores de indización y recuperación de información de la base de datos Alcohol and Alcohol Problems Science (conocida como ETOH) y las incluidas en National Clearinghouse for Alcohol and Drug information (NCADI), dependientes de la Substance Abuse and Mental Health Service Administration, de los Estados Unidos. Este macrotesauro sobre drogas y adicciones contiene en la presente versión, que data de 2000, 19.106 términos, de los cuales 11.323 son descriptores y 7.783 son términos no admitidos. La consulta puede realizarse por medio de diversos índices o a través de un buscador. Para la consulta por medio de índices hay que situarse en la página de inicio del tesauro, donde se muestran los seis grandes grupos que conforman el índice sistemático.

http://crisp.cit.nih.gov/Thesaurus/index.htm

CRISP Thesaurus

y búsqueda de información en la base de datos Computer Retrieval of Information on Scientific Projects (CRISP) relativa a los programas y proyectos de investigación biomédicos financiados por el gobierno de Estados Unidos, y ha sido realizado por el personal de la división de documentación e investigación de los National Health Institutes (EE.UU.). Es un macrotesauro de gran extensión (más de 21.500 términos), y en él tienen cabida numerosas materias relacionadas con las ciencias de la salud. La consulta sólo se puede realizar sobre el índice alfabético que presenta los hiperenlaces a los términos agrupados en distintas páginas en función de la letra o número inicial. En la información presentada sobre cada término, los descriptores relacionados semánticamente con el mismo aparecen marcados cono enlaces hipertextuales, lo que facilita enormemente la búsqueda.

http://www.health.gov.au/internet/main
/publishing.nsf/Content/health-thesaurus.htm

La biblioteca del Department of Health and Ageing del gobierno australiano se encarga del desarrollo del Health and Ageing Thesaurus.

http://redc.revistas.csic.es/index.
php/redc/article/view/371/375

 

La primera versión del National Public Health Language, tesauro sobre ciencias de la salud, se creó al integrar el tesauro de la Health Development Agency y el Public Health Tagging System, instituciones ambas del Reino Unido; siendo aumentado

más adelante con la incorporación de términos tomados de otros vocabularios sobre ciencias de la salud. La presente versión de este tesauro, que data de abril de 2008, contiene 1.835 términos, de los que 367 son términos no admitidos. La consulta a través del buscador permite dos opciones: Alphabetic search, que busca un término o cadena de caracteres y los siguientes en el orden alfabético, y Keyword string search, que busca partes de palabras.

http://www.toxibase.org/Thesaurus
/Accueil.asp

 

El tesauro Toxibase es una herramienta de vocabulario controlado especializado en la dependencia a sustancias psicoactivas: drogas ilícitas, alcohol, tabaco y medicamentos psicotrópicos. Su finalidad es ayudar en el proceso de indización de documentos en los centros de la red Toxibase de Francia, aunque también puede servir como apoyo en la búsqueda documental en las bases de datos Toxibase. El contenido del tesauro se presenta en tres listas o índices en línea: una lista alfabética dividida en diferentes tramos, y dos listas bilingües con los términos en inglés y francés. La búsqueda puede hacerse seleccionando un término en el listado alfabético o en los listados bilingües. También se puede realizar la consulta a través de un formulario en el que se pueden elegir los temas y sub-temas del tesauro. Independientemente de la forma de consulta, la presentación de la información sobre los términos se hace agrupando a estos en listas por temas. En estas listas se aprecia escasez de relaciones asociativas entre descriptores, lo que limita la eficacia de este tesauro.

http://www.apa.org.ar/acti_nota.php?id=355&PHPSESSID=bb3e806edef20
63354af4c1c5ab94d45

La Asociación Psicoanalítica Argentina, que posee la mayor Biblioteca y Base de Datos Bibliográficos psicoanalítica en lengua española, confeccionó y editó en 1990 la primera versión del Tesauro de Psicoanálisis, y continuó hasta el presente su actualización.

  

Ahora citaremos los tesauros en el área de ciencias sociales y en particular las económicas:

URL

Tesauros

http://ip.aaas.org/sthesaurus.nsf http://shr.aaas.org/thesaurus/

 

Tesauro de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales Terminología y Violaciones Potenciales

http://www.thefreedictionary.com/economics  

Dictionary/thesaurus browser

http://zbw.eu/stw/versions/latest/about

STW Thesaurus for Economics

http://www.ilo.org/public/libdoc/ILO-Thesaurus/english/index.htm

 

Welcome to the ILO Thesaurus

http://www.recbib.es/book/thesaurus-economic-social-and-cultural-rights

 

La meta principal de este tesauro es servir como herramienta para introducir a lectores a las  económicas, sociales y culturales, a los conceptos relacionados, a las ediciones, y a las violaciones potenciales.

http://redined.r020.com.ar/es/index.php

 

Tesauro europeo de educación

http://databases.unesco.org/thesaurus/

UNESCO Thesaurus: alphabetical list

http://words.bighugelabs.com/hypothesis

Sinónimos, tesauros, antónimos

http://www.visualthesaurus.com/landing/?ad=ddc.large&word=economic&utm_source=
ddc&utm_medium=large&utm_campaign=VT

 

Modos gráficos de tesauros

http://www.visuwords.com/?word=economics

Visuwords online graphical dictionary

http://www.smartdraw.com/specials/diagram.asp?id=206330&gclid=CO-Byer-1ZwCFc5L5Qod3le1Jw

Thesaurus conceptuales

Fig. 2. Tesauro grafico de la palabra clave “Search”

Fig. 3. El nodo “higher cognitive process”.

Fig. 4. El nodo principal “economic”.

Fg. 5. El nodo principal “economic” versión Visuwords.


 

[1] Berners-Lee, T., Hendler, J., and Lassila, O. (2001) The Semantic Web.  Scientific American. 284(5), 34-43. [en línea] http://web.simmons.edu/~eustis/berners-lee%20et%20al.%20summary.pdf  [consulta: 4 de Septiembre de 2009]

[2] Hobbes zakon, R.. Hobbe’s Internet Timeline [en línea] http://www.zakon.org/robert/internet/timeline/  [consulta: 3 de septiembre de 2009]

[3] Shiri, A.A. (1998) Cybermetrics: a new horizon in information research. 49th FID Conference and

Congress, 1998, 11-17 octubre, New Delhi, India

[4] Chen, H.; Zhang, Y. y Houston, A.L. (1997) Semantic indexing and searching using a hopfield

net. Technical report, Dep. of MIS, College of Business and Public Administration,

Tucson, AZ.

[5] Michael K. Bergman (2001) White Paper: The Deep Web: Surfacing Hidden Value vol.7, no.1. [en línea] http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/text-idx?c=jep;view=
text;rgn=main;idno=3336451.0007.104 
[consulta: 3 septiembre 2009]

[6] Hippel, E. Von (2005) Democratizing Innovation. Cambridge. Mass. MIT Press.

 

[7] Pluskwa D, Akehurst C, Bertrand BT, Hommes M, Mirabet M, Shotton P, De Wit P, Jayle D. (1996) A multilingual European thesaurus and a European database on grey literature concerning AIDS and HIV infection. Int Conf AIDS.  11: 335.

 

[8] Sergey Brin and Lawrence Page (1998) The pagerank citation ranking: Bringing order to the web. Technical report, [en línea] http://ilpubs.stanford.edu:8090/422/1/1999-66.pdf
http://infolab.stanford.edu/~backrub/google.html  [consulta: 3 septiembre 2009]

 

Hit Counter

24 de Septiembre de 2009