Educación posracionalista de pedagogía interactiva | | eohqfb@yahoo.com.mx



La anatomía de la tesis

Ochoa, H. Eduardo; Juárez C., Gladys & Herrera A., Julio C.
CIE, Edu Cómputo/SINED. Morelia, Michoacán. México
Julio 26, 2013. eohqfb@yahoo.com.mx


linea


Índice

Introducción                                                                      

La estructura                                                                         

La hipótesis                                                                        

Construir la sustancia                                                       

Actitud del escritor de una tesis                                      

Plan escribir revisar                                                        

Tesis competencia digital                                                

Aforismo en la ruta de la tesis                                      

Decidir un tema                                                               

Anteproyecto de tesis                                                       

Definiciones de tesis  como acto de habla                      

Mente y tesis                                                                      

Hechos y valores                                                              

Valores contextuales                                                        

Neutralidad ética de la tecnología                                   

El método no es una receta de concina exitosa             

 

Referencia                                                                          




linea

Introducción

Esta propuesta es una guía del trabajo de escritura de una tesis. Tiene tres aspectos a destacar: la estructura, la sustancia y el estilo.  La estructura de una tesis  se rige por la lógica de la investigación científica y es invariante con respecto al tema que se estudia.  La sustancia es el reflejo de la complejidad terminológica y argumental que maneja el escritor para explorar la realidad, su calidad se determina por su conocimiento teórico y técnico del objeto de estudio. El estilo, refiere al lenguaje y al diseño, el primero aborda la calidad gramatical y los recursos de comunicación empleados. El diseño representa la versión física del documento o la versión digital  con que se presenta para su publicación.

 

La tesis se refiere a una proposición, que se defiende por un candidato a un grado académico, es una hipótesis como base para el razonamiento sin asumir su verdad. Es una proposición de punto de partida para una investigación, para su construcción se justificó en una revisión del estado que guarda un objeto de investigación, material o inmaterial, que infiere problemas sin resolver a partir de hechos conocidos.

 

La tesis es el testimonio por escrito, registro y evidencia del trabajo que ha llevado un candidato a grado académico específico: licenciatura, maestría, doctorado y posdoctorado. Constituye la prueba objetiva de los conocimientos del autor y las capacidades en el campo de interés, por lo tanto, un medio para evaluar las competencias científicas en la educación superior.  Aunque a veces puede ser vista la redacción de la tesis como algo desagradable, recuerde que es un argumentario  que da fe de sus capacidades para el pensamiento científico, su disciplina y rigor en las tareas intelectuales que conlleva la exploración a la realidad. Todo esto le traerá beneficios para toda su vida.

 

Por encima de todo, una tesis es un intento noble de comunicar  la curiosidad por donde nos conduce la ciencia, reflejándose en la experimentación y el análisis, que nos orienta a resultados que luego serán reportados en la tesis para una comunidad  más amplia y un público más extenso.

 

La tesis de grado las hay de dos categorías, el pregrado y posgrado. La primera a veces llamada de licenciatura, su objetivo esta centrado en evaluar la profesionalización y la segunda, la tesis de posgrado evalúa la innovación teórica y técnica para explorar de una manera original la realidad. Ambas comparten la misma estructura lógica y su rigor, sin embargo, la sustancia en ellas es diferente. La tesis de posgrado, es una contribución importante y original  a través del descubrimiento de nuevo conocimiento, la formulación de nuevos marcos teóricos y de las innovaciones de interpretación de los datos conocidos y las ideas establecidas.

 

Para una tesis de pregrado, en la actualidad se busca evaluar en ella la calidad de la investigación de un profesional universitario, la importancia de su formación previa puesta a desafío, la originalidad de su propuesta, independencia de criterio y el dominio del estilo científico de presentar sus argumentos.

 

En una tesis de posgrado se juzga desde la frontera del conocimiento existente,  esto quiere decir que la revisión completa de la bibliografía y su crítica no se limitan a la estrechez de su tema de investigación, cubre un área más amplia de los tópicos que lo integran. Debe demostrar que sus contribuciones son originales.

 

En fin, la tesis de grado ya sea de pregrado o posgrado debe ser evidencia de que los candidatos poseen la capacidad para llevar a cabo una investigación independiente bajo la dirección de un supervisor, analizando y comunicando los resultados significativos de este trabajo.

 

La estructura


La tesis varía un poco en su estructura de acuerdo con las reglas observadas en varias universidades, exponemos una estructura común, observe sin embargo, las propias en su universidad.

 

La tesis como estructura tipológica de texto:

 

1. Página de  título: comunica el título de la tesis en su totalidad, los nombres de los candidatos y grado, una declaración de la presentación en esta tesis  en forma  de, “ Se presenta  para  el título de Doctor en Filosofía  de la Universidad Michoacana, de la Facultad de Ing. Química”. Y se incluye el  lugar y el año.

2. Resumen o abstract:   página con el título de resumen, acompañada de un párrafo de entre 150 y 300 palabras, que concluye una síntesis de la estructura de los objetivos, alcances y conclusiones de la tesis.

3. Tabla de contenido

Capítulo I: Introducción

Capítulo II: Revisión de la literatura

Capítulo III: Materiales y métodos

Capítulo IV a n: Capítulos de experimentales

 Capítulo  (n+1): Discusión general y conclusiones

Para cualquier capítulo de experimentación, debe haber una breve introducción, procedimiento experimental, resultados y discusión. 

4. Agradecimientos: el reconocimiento de los apoyos de particulares e institucionales.

Cuerpo principal de la tesis.

5. Argumentario concepto de tesis: cuerpos textuales  argumentales

6. Bibliografía o referencias: referentes documentales de apoyo a los decires en el cuerpo de la tesis.

7. Apéndices:  anexos de datos, evaluaciones, registros, procedimientos,…

 

La estructura de la tesis es el reflejo de la tradición del artículo científico clásico.

  1. Objetivo de investigación; problema
  2. Hipótesis
  3. Materiales y métodos
  4. Observaciones
  5. Resultados
  6. Discusión
  7. Conclusiones

La justificación de la estructura de la tesis obedece a la historia  de la ciencia.  Los componentes de la estructura comparten una continuidad lógica de la tesis argumental  que aclara y es convincente a la tesis desarrollada.  La tesis es una forma de enlaces de cadenas argumentales que confieren integridad y resistencia lógica, es decir, un flujo lógico:

 

Introducción/ objetivos

¿Qué es lo que usted investiga y por qué lo hace?

Materiales y métodos

¿Con qué y cómo lo hace?

Observaciones/ resultados

¿Qué encontró?

Discusión de resultados

¿Qué interpretación da a lo encontrado y por qué?

Conclusiones

¿Qué nuevos horizontes ha atraído su tesis?

 

Cualquier falla en el pensamiento científico o brecha lógica se puede observar si la estructura es estrictamente apegada al flujo lógico anterior. Así, la tesis está diseñada para cumplir con rigor lógico y científico, además de ser fácil de leer por noveles en el campo de estudios.

 

La hipótesis

La hipótesis es la que sostiene  la tesis, su importancia  es el fundamento de su tesis. Da coherencia y propósito a la tesis. Resulta difícil dar sentido a la palabra hipótesis, para orientarnos, la referiremos como el objetivo o el objeto  de un experimento, para realizar la demostración de la proposición en observaciones y mediciones. Es una preconcepción imaginativa de lo que podría ser cierto en la forma de una declaración con consecuencias deductivas verificables. Las hipótesis nacen dentro de marcos teóricos, son justificadas por la existencia de un problema y son formas larvarias de las teorías. En todo experimento útil, debe haber un punto de vista, algunos principios de anticipación que se establezcan o se rechacen, en tales proposiciones de previsión hay una hipótesis.

 

En fin, una hipótesis es un punto de partida obligado de todo rozamiento experimental, sin ella, ninguna investigación sería posible y uno nada aprende. Para experimentar y aplicar métodos matemáticos sofisticados sin plantear la hipótesis por anticipado, es vagar sin rumbo y apostar a un accidente y no al talento.  

 

Su hipótesis debe ajustarse al conocimiento factico  conocido y ser comprobable. Para cumplir con la primera meta, debe haber leído y producido una revisión o estado del arte respecto de su objeto de estudio. El segundo obstáculo,  debe evaluar  los experimentos realizados  hasta el momento. Son las razones por las cuales la hipótesis es fundamental para la investigación científica.

 

Entendamos que si  la hipótesis  y la experimentación  posterior están en conflicto, el experimento prevalece y la hipótesis cae.  Cuando un experimento demuestra que una hipótesis es falsa, es un logro sin importar que sea muy atractiva la hipótesis. Porque puede dar lugar a nuevas hipótesis, refutar teorías inestables y abrir la posibilidad a nuevos conocimientos científicos, como ocurre en la mayoría de los casos registrados en la historia de la ciencia,  citamos como ejemplo el famoso experimento de   Michelson-Morley.

 

Tenga presente que detrás de cada tesis, hay una genialidad, una obra de arte llamada hipótesis, es lo que motivó su nacimiento,  si usted al escribir la tesis no se aparta de su mente la hipótesis, es lo que garantiza un buen trabajo de investigación.

 

Construir la sustancia

Empiece por el principio, llevar un registro.  El contenido de su tesis está siendo continuamente reunido durante toda la investigación. Recuerde esto en un libro de registro de notas, dese el lujo de ser repetitivo y feche, referencie cada paso de su actividad de investigación. Debido a que es un registro continuo de su actividad de investigación,  experimentos y observaciones. En este diario por ejemplo, registre las preguntas hacia su asesor, esquemas y dibujos, fórmulas, hechos a revelar, transcripciones de textos y sus referencias,   percepciones, intuiciones, nombres de investigadores y materiales, tecnologías y métodos. Desde luego, escriba sus propias preguntas, mismas que aclaran su pensamiento y orientarán su labor.

 

Planee sus experimentos o reformule su teoría, de manera que corresponda a una sola hipótesis. 

 

Actitud del escritor de una tesis

Escriba con el lector en la mente. Toda comunicación consiste en dos partes: el remitente del mensaje y el receptor, en la comunicación escrita son escritor y lector. Si se escribe con el lector en la mente es mas propenso el acto de comunicación exitoso.

 

Gopen y Swan han escrito un excelente artículo de la introducción del método científico a la escritura científica[1], estos investigadores afirman que los lectores tienen ciertas expectativas implícitas sobre lo que encontrarán y cuándo lo encontrarán, cada vez que lea una oración. Si el escritor coincide con estas expectativas, la comunicación se lleva acabo fácilmente , de lo contrario  reinará la confusión o mala interpretación de los resultados. Escribir  es la acción de satisfacer las expectativas del lector, donde el lector tendrá la responsabilidad de realizar el esfuerzo en la comprensión esencial  de lo escrito al interpretar lo que el escritor quiso decir. Estos investigadores advierten que no hay un algoritmo para la buena escritura, sin embargo, nos dejan  siete criterios:

  1. Seguir un sujeto gramatical en su verbo, tan pronto como sea posible.
  2. Coloque en la posición de importancia a la nueva información  que usted pretende comunicar y que el lector debe destacar en su mente.
  3. Centre a la persona o cosa cuya historia se está narrando en el principio de una oración como posición de tema.
  4. Recurra a los antecedentes  como información vieja, para proporcionar la vinculación con lo que ha pasado antes y un contexto para lo que vendrá en su tema.
  5. Deje muy claro la acción de toda cláusula o frase en su verbo.
  6. Proporcione información de contexto para el lector antes de pedir que él o ella aborde la información nueva.
  7. Coincidir con el énfasis  que transmite la sustancia, con el énfasis previsto por el lector de su escrito.

 

En resumen, la altura de las expectativas del lector mediante la construcción de frases con destreza, conduce al lector de lo conocido a lo nuevo. Escribir con el lector en la mente, esto es por lo general nuestro criterio de conciencia en el acto de escritura, pero no se olvide de que al novel, que continuará su línea de investigación  le deberá ser bastante claro  para no perder el tiempo y avanzar en un nuevo proceso de investigación.

 

Plan escribir revisar

Piense en que todo novel que realiza una tesis, debe tener experiencia en la epistemología del conocimiento científico, teoría literaria del argumento, marco de valores de la ciencia, contexto teórico en el ámbito de estudio y capacidad para gestionar información relevante para su investigación; de lo contrario es muy probable que la empresa de la tesis se frustre. Pensar, planificar y escribir es un ciclo inacabado del quehacer de un tesinando.

 

En cada acto de razonamiento que produce una idea, debemos escribirla, primero como viene, de botepronto, después revisarla, corregirla una y otra vez hasta que alcance la dignidad de ser contada. La escritura no es un proceso lineal pensar-escribir, es un ciclo recursivo afectado por las premisas, la acumulación de experiencia en la lectura y los procedimientos experimentales.

 

Tesis competencia digital

Desde que en 1665 aparecieron las revistas científicas,   tal como lo expresa el informe presentado por el Centro del Sur en la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información en el 2003, “...es esencial buscar soluciones basadas en la ciencia para resolver problemas de la vida real como la erradicación de la pobreza, el mejoramiento de la atención de salud, la elevación del nivel educacional, la introducción de innovaciones tecnológicas que permitan la circulación de las ideas, así´ como propugnar la enseñanza en amplia escala de las tecnologías de la información y las comunicaciones...”[2]

 

Las soluciones implican tener la capacidad digital de gestionar el trabajo intelectual y la información necesaria para producir tesis. Sin embargo, lo que está teniendo lugar es un proceso de concentración geográfica de la actividad científica y, aunque la ciencia debe beneficiarse de diferentes enfoques y puntos de vista, la realidad es que la polarización de esta actividad amenaza con excluir del conocimiento a la inmensa mayoría de la humanidad, pues los países industrializados, con menos del 20% de la población mundial, realizan más del 80% de las inversiones en investigación y desarrollo y son titulares de más del 90% de las patentes.[3]

Aforismo en la ruta de la tesis

Cuando comenzamos a escribir esta experiencia sobre la tesis, pretendíamos una guía técnica y metodológica, más tarde después de varias discusiones con colegas, nos ganó la melancolía de la narrativa como forma de explorar, es así como el aforismo narrativo libera la censura de lo que el sentido común afirma sobre la tesis, el paisaje de la ciencia y la tesis está inundado de valores y de desafíos para que un tesinando trabaje con alegría y rigor.

 

En el oficio profesional de la docencia universitaria en el occidente mexicano, a lo largo de 15 años, hemos intentado dos vías, una resultado de sortear los obstáculos de la argumentación científica desde la teoría literaria; la otra vía, trascendiendo por las piezas de la actividad científica, es decir, planteamiento de problemas e hipótesis, el reconocimiento de semánticas vitales para la ciencia tales como teoría, conocimiento, hechos, información, verdad, filosofías sobre la realidad, el error, la incertidumbre y los actos del habla científica.

 

La tesis nos ofrece una oportunidad para adentrarnos por una vía distinta, la llamaremos  la  guía autodidacta por narrativas, que ofrece a los noveles, la tesis como artistas libres de sí mismos frente al prejuicio.    

 

Comience a escribir cuanto antes, no retrase la escritura hasta que haya terminado su proyecto de investigación. Haga el esfuerzo de ser conciso, preciso y coherente en sus informes técnicos, de esta manera usted recordará todo lo que hizo y documentó con exactitud; tome en cuenta que cuando la obra aún está fresca en su mente mantiene más detalles. Un error ante la falta de experiencia, es no tomar obras como referencia para imitar la estructura, las formas de argumentar y los requerimientos para su presentación y publicación  de la tesis.  La actividad de escritura le ayudará a observar lo que pensó, lo que ha hecho, antes de pasar a otra cosa. Si algo anda mal, el acto de escritura lo sacará a luz de la razón, corrigiendo más tarde sin tener la presión del tiempo cuando ya estamos distantes de los instantes en que ocurrieron los diseños de experimentación y de reformulación teórica. 

 

Comience a escribir su tesis de adentro a hacia fuera. Comience con el planteamiento del problema después de una exhaustiva revisión del estado del arte. Planté sus hipótesis y variables que la definen. Una vez que sean superados los prejuicios iniciales reinicie con el diseño del experimento sustentando los hechos dentro de un sólido marco teórico. Tenga en cuenta que el título, el resumen y la introducción  los podrá precisar hacer después de que escriba las conclusiones de su trabajo. Un revisor podrá leer su introducción y la conclusión para asegurarse que las expectativas se han cumplido.  Ningún hombre que hable es una isla, identifique a pares que le apoyen para hacer una revisión crítica de la literatura, para producir un contexto acotado para el problema abordado. Un estudiante de tesis debe ser capaz de identificar en su entorno local y global a los principales investigadores del ámbito de su tesis.

 

Estimar el tiempo para escribir una tesis, cuando lo aproxime, recuerde que escribir es un acto superior de la inteligencia humana, por ello es engañoso pensar en tiempos breves, en nuestra experiencia los noveles refieren a la escritura como un acto descriptivo y no un arte de argumentar.

 

La tesis está lista solo hasta que la escriba y lo que escriba comunique y persuade a la razón fina y rigurosa. En primer, lugar tenga en cuenta que la escritura científica tiene el rasgo literario de ser precisa, clara y breve, en este orden. Trate de escribir no como cuando habla con alguien, sino como quien pone a escrutinio su pensamiento. En seguida verifique que los parágrafos corresponden a la intención marcada por cada categoría de la estructura de la tesis. Dentro de los parágrafos verifique las premisas sobre los hechos a los que refieren sus proposiciones, referencie con exactitud las fuentes documentales. En este punto revise la coherencia y la fluidez de las ideas, la legibilidad y la edición final esperan para ser aprobada su impresión.

 

La introducción  debe encaminar la hipótesis. El lector encontrará en la hipótesis el esqueleto de la tesis de la cual dependen todos los cuerpos argumentativos que integran su trabajo. El alcance  y la importancia de la revisión  de la literatura debe estar en ser directamente relevante para el tema de tesis. Incluya un capítulo donde presente todos los detalles de su propuesta experimental, esto evita la repetición aburrida y hace el camino para una escritura más fluida en la presentación de resultados experimentales en los diferentes capítulos, sin la distracción de la metodología de intervención en la realidad.

 

La discusión y la conclusión integran toda la tesis y se presentan en un solo lugar, todo debe hacerse en la henificación en torno a la hipótesis, enseguida escribir la introducción y el resumen reflejando las partes de la tesis.   

 

 

Decidir un tema

Una primera tarea es registrar la elección de un tema de tesis, esto es en cierto sentido, la tarea más importante porque es un buen comienzo elegir el tópico sobre la realidad a explorar.  Un error es no encontrar un tema de interés,  muchos estudiantes se desaniman por consecuencia de pensar que es algo trivial esta elección. En otras ocasiones se les presiona para seleccionar un tema, los temas no estallan en la noche en nuestras mentes, sino que son el resultado de una exploración sobre la frontera del conocimiento, después de escribir una y otra vez hasta lograr construir un estado del arte. Esta revisión le fundamentará la existencia de problemas en alguna parcela de la realidad científica; determinará las principales cuestiones en torno a una vía teórica y  reconocerá a los exponentes de visibilidad internacional que publican en esta materia.

 

Con ayuda de su asesor podrán determinar si alguno de los temas identificados rebasa  o  no se justifica al tiempo que invertirán,  o la plataforma tecnológica requerida, la base  de su formación matemática no está a la altura de estas expectativas, entre otros aspectos a valorar. Sin embargo, la comprensión de la literatura revisada es muestra de que un estudiante tiene interés y motivación por un campo temático,  lo avanzado de la complejidad de muchos campos temáticos, no debemos por este criterio abandonarlo, está del lado del estudiante su motivación, solo debemos ajustarlo en consecuencia con los recursos disponibles. Esta tarea es difícil, en general usted debe asegurarse de que la elegida, contará con todo su empeño por hacer del lenguaje especializado que la define, su trasfondo conceptual.

 

En algunos casos donde no se ha realizado la revisión de la literatura, por lo común se presentan problemas para acotar el alcance, las metas y  los objetivos de investigación. Este problema es entendible en la tesis de pregrado, ya que, antes de escribir el documento de revisión, los estudiantes tienen poco contacto con las fuentes de información primarias y su experiencia  es limitada en campos específicos de investigación. Ya que la cantidad de información de frontera que se publica en libros es muy limitada, no son habituales lectores del artículo científico.  La búsqueda de las referencias disponibles en torno a un tema, revela rápidamente  las amplitudes de los límites de los temas, restringen las líneas de investigación, precisan las expectativas de un tema y muestran las restricciones de contenido en su formación.

 

Los argumentarios organizados en ficheros son muy útiles para elaborar una revisión de literatura científica, puede crear fichas virtuales en la computadora, organizándolas en bases de datos o en simples tablas digitales. Estos registros más tarde los necesitará para organizar un estado del arte. Las fuentes por excelencia son los artículos de investigación con reconocido factor de impacto. Debe incluir en sus argumentarios las referencias a las fuentes: autores, año, título, nombre del Journal, volumen-número, números de páginas del artículo y  de estar en Internet su versión digital, agregar la fecha en la que lo consultó, y la dirección http://  de donde lo recuperó.

 

Ejemplo:

Watson, J.D., and Crick, F.H.C. (1953) Molecular Structure of Nucleic Acids. A Structure for Deoxyribose Nucleic Acid. Nature 171:737-738. Consultado: 10 de junio de 2012, de http://www.nature.com/nature/dna50/archive.html

De ser el caso de tratarse de fuentes secundarias, como un libro, su referencia debe incluir el nombre de los autores,  iniciando por apellidos e iniciales de nombres, el año de publicación, el título del libro, la ciudad en la que el libro se publicó y el nombre de la editorial.

 

Ejemplo:

Dawkins, R. (1976) The selfish gene. England: Oxford University Press.

Consultado: 10 de junio de 2012, de http://books.google.es/books?id=koaD_Aod_V0C

 

Cuando documentos están publicados dentro de un libro,  se referencian con apellidos y nombre de autor; el año de publicación, el título del artículo referido, el editor del libro, el título del libro, páginas del libro en las que aparece el artículo, ciudad donde su publicó, y nombre del editor.

 

Ejemplo:

Webb, E.J. & Salancik, J. R. (1970) Supplementing the self report in attitude research. In G.F.  Summers (Ed.), Attitude measurement (pp. 317-327). Chicago: Rand McNally.

 

Aunque este sistema parece engorroso, usted podrá contar con un conjunto de premisas, conceptos y teorías, y seguir cualquier escuela epistémica de la ciencia mediante citas a los autores referidos, al tener toda la documentación de la referencia le será más fácil referirla cuando construya sus argumentos. Cuando tenga que construir la sección de referencias  prácticamente ya la tendrá lista, dado que los procesadores de textos modernos así lo permiten.

 

La revisión consiste en validez de los argumentos y las premisas en que se fundamentan,  para ello, el argumentario y sus referencias le apoyarán a identificar teorías y experimentos cobijados a su amparo,  no solo si la teoría es fuerte, sino que es correcta nuestra interpretación. En caso de que nuestro asesor nos indique inconsistencia en nuestros argumentos, recurrir a la fuente donde se originó nuestra apreciación resuelve tales controversias.

 

Cuando referimos una premisa y citamos su fuente, es una forma de presuponer una verdad y es preciso referenciar nuestra fuente, además, muchas veces, de explicar nuestra razón para correlacionarla con otros hechos o ámbitos de investigación.  Nuestros argumentos implican a la realidad; discutirá su importancia en función de los resultados de una investigación.

 

Los criterios para seleccionar la información para nuestra revisión, por orden y jerarquía son:

 

  • Pertinencia
  • Relevancia
  • Vigencia
  • Actualidad

 

Desde luego que el envejecimiento del conocimiento es algo de importancia capital a considerar, si queremos contar con un estado del arte funcional para identificar nuestro tema de tesis, planteamiento del problema, variables y alcances. 

 

Con los repositorios argumentativos, organizados por subtemas, estas notas podrán preparar el camino para estructurar un discurso entre títulos y subtítulos. En principio podemos escribir todos los temas sobre apartados en hojas separadas, luego darse a la tarea de procesar un orden lógico para presentarlos. Los distintos temas no tendrán el mismo nivel  de especificidad, estos responderán al sentido de la hipótesis, algunos de los títulos principales tendrán introducciones por el grado de complejidad que serán propios al planteamiento del problema.

 

Los organizadores temáticos, mejoran la claridad del discurso en nuestro documento. Sin embargo, el contenido en esencia es argumento, texto organizado en función problema-solución con los siguientes criterios:

 

Validez. Los argumentos deben ser consistentes con la literatura que revisa.

Consistencia interna. Coherencia entre premisas y sus proposiciones dentro de los argumentos que elabora.

Paradigmas. Nuestros razonamientos deben ser coherentes con el marco teórico desde donde hablamos.

Implicaciones. Discutir las consecuencias de sus argumentos, si son realistas y si hay antecedentes. 

Importancia. Hacer hincapié en sus argumentos importantes, claramente señalando sus referentes.

Título. El título debe ser breve, centrado y objetivo, dando, si es posible, todo el alcance de la tesis.

Resumen. Tiene la intensión de mostrar el nuevo conocimiento.

Introducción. Las páginas de introducción crean la primera invitación a seguir con la lectura, con la idea de desarrollar un flujo entre títulos y subtítulos.

Revisión de la literatura.  Esta debe ser una síntesis crítica del estado de los conocimientos y  en especial donde los hechos parecen contradecir las ideas sobre la realidad.

Prueba de hipótesis. La hipótesis debe estar enmarcada con cuidado y debe responder al diseño del experimento para probarla.

Materiales y métodos. Asegúrese del control de calidad de los insumos materiales y biológicos, planifique la matemática  y el análisis necesario para las mediciones. Detalle los procedimientos para garantizar  la repetición de los experimentos.

Discusión o conclusión.  Aquí podemos profundizar en la armazón teórica que explica nuestros resultados, debe quedar claro qué suerte tuvo nuestra hipótesis.

Lectura de revisión del texto. Releer  cada frase y argumentos buscando saber si responden a las preguntas planteadas, si las referencias justifican nuestros decires, si el flujo del discurso es coherente  y si no se dejaron vacíos de contenido. Eliminemos redundancias en el texto y revisemos el estilo conforme a lo acordado con asesores y lo señalado en normas de su institución.

 

En analogía con la primera ley de Newton, partir de algo nuevo es difícil debido a la inercia  que se debe superar.  Los hábitos de escritura no siempre son fuertes en los egresados de las licenciaturas, al escribir una tesis de cero, debemos considerar hacernos de manuales de estilo, referencias documentales de ortografía y gramática,  y textos sobre teoría de la argumentación. En un principio, la elaboración de los argumentarios, pueden generarnos ideas no estructuradas, mediante mapas conceptuales y series de textos con viñetas  bosquejar los argumentos a elaborar.   

 

En cuanto a los capítulos experimentales, cada uno de estos debe ser preferentemente autónomo y centrado con claridad. Es necesario elegir y presentar solo aquellos resultados que son relevantes para su hipótesis. Evite crear un laberinto de resultados experimentales que no ilumine la hipótesis y sin adornos, para que permita dar paso a la discusión. Indique su hipótesis claramente, defina de la misma manera sus supuestos (fundamentos y premisas), incluya suficiente respaldo documental sobre los materiales y métodos que permitan a otro investigador repetir sus experimentos. Relegue los detalles minuciosos para un apéndice, de manera que no haya  interrupción en el flujo de ideas en su presentación.

Tenga cuidado de no mezclar materiales y métodos con los resultados. Se acostumbra a describir sus métodos antes que los materiales. Por ejemplo, usted describa su algoritmo antes de dar detalles sobre el conjunto de datos desarrollados. Utilice títulos informativos si está usando varios métodos, los cuales deberá documentar en la literatura, describiendo muy brevemente con citas de referencia los más consolidados en la actividad de investigación. Al presentar sus resultados utilice tablas y gráficos. Si los resultados no transmiten ninguna sensación  de algo nuevo o inesperado encontrado en la realidad, usted debe preguntarse si son los correctos  para presentar y si respondieron al objetivo de sus hipótesis.  Si los resultados no arrojan luz debe replantear cuidadosamente todo lo que ha hecho. Discutirlo con sus asesores  muchas veces ayuda a encontrar soluciones.

 

Adoptar una nomenclatura  estándar en su trabajo para todos sus capítulos e introducir estos con resúmenes ayudará en mucho a su lectura. No cambie  significados y símbolos a medida que avance, a no ser que esto sea sustantivo a su trabajo. Al utilizar las convenciones del Sistema Internacional de mediciones, abreviaturas y símbolos, tome en cuenta también el cómo se presentan en las revistas especializadas como modelos de referencia. Observaciones, mediciones y percepciones son elementos característicos del apartado  de resultados. Mientras inferencias, opiniones y conjeturas  son los propios para el apartado de discusión.

 

Un estudiante logra calidad si distingue en sí mismo que logra profundidad, conocimiento y dominio del objeto de estudio; es una suerte de argumentación compleja eslabonada con premisas. A la largo de su tesis especialmente en los capítulos de experimentación, debe lograr no tener interrupciones en el flujo lógico de su exposición. Mantener los eslabones de la lógica en la mente, solo se logra con jornadas de trabajo sistemáticas. La usencia de disciplina en el trabajo diario, fragmenta el discurso y crea confusión.  En resumen,  su objetivo general es construir un buen discurso, interesante, coherente y plausible. El utilizar el algoritmo de la tesis nos sirve a este propósito, manteniendo la hipótesis en la mente.  

 

 

Anteproyecto de tesis

En los posgrados es muy común que se les solicite a los interesados, un proyecto de tesis, esto ocurre como requisito para inscribirse en maestrías y doctorados. En este apartado no pretendemos hacer una presentación exhaustiva de este anteproyecto de tesis, sin embargo, por ser un requisito intentaremos, presentar de manera breve en que consiste.

Los apartados que lo conforman  a un anteproyecto de tesis típico,  son el título del anteproyecto; antecedentes; definición del problema; justificación; objetivo; hipótesis, variables; metodología y bibliografía.  Cuando es aceptado el anteproyecto, cambia por la denominación de proyecto de investigación.

 

El anteproyecto juega el rol de seguimiento, de revelar los intereses particulares del novel y control administrativo escolar de los aspirantes al posgrado. Este documento es revisado, analizado y evaluado por un consejo científico, dictaminando financiamiento, aceptación del aspirante y su estatus de becario. No siempre la revisión del anteproyecto genera observaciones a atender, de ser el caso tómelas muy en serio.  El protocolo del anteproyecto  en extensión se estima en más de 20 cuartillas y menos de 35. Con un estilo de ser claro, breve, documentado, con buena ortografía- gramática,  que responde a una redacción coherente y estructurada respecto a los criterios que cada institución establece.

 

En el documento final de tesis, el anteproyecto corresponde al primer capítulo, denominado introducción,  es una versión más elaborada que incluye además preguntas de investigación. Este anteproyecto es ya un avance del proyecto de tesis, su redacción responde a una justificación sólida de marco teórico; del alcance temporal, el contexto de exploración teórico y práctico.  En esta etapa, requiere hacerse de materiales diversos en los campos de  gramática; epistemología; filosofía de la ciencia; artículos de frontera en el ámbito de estudio; manuales de estilo APA, Chicago…; un ordenador con navegación de Internet, procesadores de texto y datos matemáticos; un editor de citas y referencias como el EndNote; manuales de nomenclatura, libretas, papel de bon blanco, diccionarios, carpetas y un enlace de Internet de por lo menos 2 MB.  Para seguridad de su información requiere una unidad USB de respaldo, antivirus vigente y estar seguro que si otro usuario hace uso del ordenador, solo usted pueda entrar a esa cuanta del sistema operativo.

 

El registro de notas puede hacerlo en bases de datos,  construyendo los formularios para introducir texto y su referencia.  Estas fichas pueden clasificarse por fecha, tema o palabras clave. Hay quien prefiere directamente en la computadora, dentro de un procesador de texto organizar a nivel de argumentario  sus lecturas. Un argumentario son los fundamentos con los que usted  observa la realidad. Cada argumento está formado por premisas (estados de verdad con referencia documental) operados por partículas discursivas, mismas que permiten hacer una inferencia de conclusión.

 

O si lo prefiere hay quienes por tener más habilidades desarrolladas en redacción,  registran las ideas directamente al apartado modificando su argumentación conforme avanzan en su investigación en el acervo literario especializado. Esta manera de hacerlo, es algo compleja, requiere cierta familiaridad con el tema de investigación, no es recomendable en principiantes.  Sin embargo, encierra un secreto extraordinario, el de aprender la habilidad  de escritura discursiva,  en lugar de meros detalles dispersos nos forza a escribir con conciencia plena sobre una crítica profunda que argumenta sobre la realidad.

 

Comenzar a redactar ideas nos enfrenta con el hecho de que debemos documentar e identificar las premisas con las que fundamentaremos nuestros argumentos. Leer y registrar las proposiciones sobre el objeto que estamos estudiando, no es una tarea fácil, considere que deben ser vigentes, relevantes y pertinentes a su tópico de estudio. Divida el trabajo en las secciones del algoritmo de investigación, modelado en líneas atrás,  el cronograma de actividades, debe considerar flexibilidad para optimizar sus productos, pero inflexibilidad para relajar el ritmo de trabajo.  La independencia de cada capítulo y el rol funcional de estos para la actividad de investigación, le ayudarán a abordar los requerimientos funcionales de cada uno, debe estar consiente de los elementos mínimos necesarios que debe contener cada capítulo para verlo como fase de investigación.

 

Para dar formato debemos tener a la mano manuales generales de estilo, tales como el APA  o de Chicago,  aunque hay de propósito específico en editoriales de  revistas en línea.

 

Tabla 1. Relación de manuales de formato de apoyo para la tesis.

 

 

Bryman Alan & Bell Emma (2007) Business research methods. United Estate: Oxford University Press
URL: http://books.google.com.mx/books?id=vpqjq4I9KGMC&printsec=
frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false

 

Garner, Bryan A. (2009) Garner on lenguaje and writing. Chicago: American Bar Associatio
URL: http://books.google.com.mx/books?id=9_PdSrVNTUUC&printsec=
frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false

 

The University of Chicago (2010) The Chicago manual of style. Chicago: University of Chicago Press
URL: http://www.chicagomanualofstyle.org/16/contents.html

 

Trimmer Joseph F. (2010)  A Guide to MLA Documentation. Boston: Wadsworth
URL:
http://books.google.com.mx/books?id=_ORLAFeB4fUC&printsec=frontcover&dq=
MLA&source=bl&ots=YPiClNZY9l&sig=UCTJWyaKavpeJ4DFfin2tWbodlw&hl=es&sa=
X&ei=coQgUM6rOtOl2AXa1oCIDg&ved=0CDIQ6AEwAA#v=onepage&q=MLA&f=false

http://owl.english.purdue.edu/owl/resource/747/14/

 

American Psychological Association (2012) APA style. Washington: APA
URL: http://www.apastyle.org  http://books.google.com.mx/books?id=_
sGYg-kd_IkC&printsec=frontcover&dq=Learning+APA+Style&source=bl&ots=_
o5XDi2zZ6&sig=i9f1hS3QmFquLgZoRUCfUr5iwuo&hl=es&sa=X&ei=1ocgUK6TEa
TS2AXikIGgAw&sqi=2&ved=0CC4Q6AEwAA#v=onepage&q=Learning%20APA%20Style&f=false

 

Centro de recursos para la escritura académica
 http://sitios.ruv.itesm.mx/portales/crea/
http://www.zotero.org

Sugerimos la herramienta ZOTERO, para organizar sus archivos, ficheros de notas y citar conforme algún formato internacionalmente reconocido. Esta aplicación informática le requiere que instale en su ordenador el navegador de Internet FireFox, se registre con nombre de usuario y contraseña, y listo, contiene un manual de ayuda bastante sencillo, puede si gusta instalar el complemento para Word Office. De regreso al anteproyecto de tesis, en seguida discutiremos sus apartados.

 

Título del anteproyecto

Debe ser en una sola oración,  lo más corta que le sea posible, donde se refleje el sustantivo que trata el problema.  Escribir el título por lo general se hace al final del texto, tome en cuanta esto, debido a que ya ha ensayado para entonces la idea.  El título es el primer estímulo de comunicación, debe ser llamativo, objetivo y sobrio.  Para  componer el título, debemos hacernos de las palabras clave, es decir aquellas que por importancia  nos definen el problema y objetivo de investigación. No lo inicie con artículos, adjetivos demostrativos o preposiciones; muchas veces la definición del problema es el título del anteproyecto, que contiene implícitamente las variables de investigación  y el énfasis de la investigación.

 

Por ejemplo:

  • Epistemología, ontología y complementariedad en Niel Bohr
  • Crítica inmanente, alegoría y mito
  • Epistemología de la teoría crítica de la historia como desarrollo del materialismo dialéctico

   

Para más ejemplos consultar la URL: http://cisne.sim.ucm.es/

http://biblio.universia.es/catalogos-recursos/tesis-digitales/

 

Redactar un título, nos exigirá identificar lo relevante en palabras clave, precisar el problema y tener presente los objetivos de investigación. Una vez concluida la investigación, le será más fácil redactar el título, podrá cambiarlo para una mejor identificación de su trabajo en las bibliotecas. 

 

Junto a la página de título, por lo general  acompañan los campos de información de la institución, el grado a calificar, fecha, lugar, su nombre y de sus asesores.

 

Tabla de contenido

Seguido a la hoja de título aparece la tabla de contenido. La función de la tabla de contenido, es hacer un índice donde se pueda ver el metaargumento, es decir, las piezas funcionales de cómo se elabora el discurso sobre la realidad.  Puede contener índice de cuadros, figuras, abreviaturas, siglas y símbolos. Numere con cuidado las páginas, si un encabezado es más largo  que un renglón, busque la manera de sintetizarlo. Aunque el anteproyecto solo incluye hasta el primer capítulo, a continuación exponemos el orden del informe de tesis final.

 

Contenido

Pág.

Título

Primera página, sin número (portada)

Dedicatoria (opcional)

ii

Índice de capítulos

iii (o la correspondiente)

Índice de cuadros

iv (o la correspondiente)

Índice de figuras

 v (o la correspondiente)

Agradecimientos

vi (o la correspondiente)

Resumen

viii (o la correspondiente)

Capítulo I: Introducción

1

Capítulo II: Análisis de fundamentos

#

Capítulo III: Método de investigación

#

Capítulo VI: Análisis de resultados

#

Capítulo VII: Conclusiones

#

Capítulo VIII: Recomendaciones

#

Anexos A:  Encuestas

#

Referencias

#

Los anexos estarán seriados con letras mayúsculas, con orden alfabético.  Contendrán título  tal como la tabla de contenido.

 

Agradecimientos

Tiene como fin reconocer a individuos e instituciones que colaboraron y ayudaron para su investigación.  Asesores y directores de tesis aparecen en esta página.

 

Resumen

Es un epítome, que corresponde a la misma estructura funcional del protocolo de investigación (planteamiento del problema, hipótesis, método y materiales, resultados y conclusión), con extensión de un solo párrafo entre 150 y 250 palabras. Redactado para una comprensión de su trabajo y como invitación para la lectura. La primera frase describe el planteamiento del problema, asunto de fondo u objetivo de investigación. La hipótesis, método, resultados y conclusiones obtenidas deberán corresponder a las de su trabajo. En los anteproyectos, el resumen por lo general, es una síntesis solo del primer capítulo, su función es anticipar los motivos de investigación, por ende no incluirá conclusiones ni resultados, pero sí expondrá su estrategia de investigación, lo suficiente para introducir su protocolo de anteproyecto.

 

En el capítulo de introducción, debe observar  en su redacción el anteproyecto. Contendrá los antecedentes (revisión del estado del arte), planteamiento del problema, justificación, objetivos e hipótesis, además de variables y preguntas de investigación.

 

En el capítulo de análisis de fundamentos,   son las premisas y argumentos que sustentan su informe final de tesis.  Es el contexto teórico en que descansa su investigación, donde se discute el tema central de investigación, sus conceptos, temas de frontera y enfoques metodológicos. Es aquí donde se delimita la teoría. La citas y referencias en este apartado representan la calidad de la información con que observa la realidad, la revisión de la literatura demostrara no solo los vínculos de los hechos, sino que justifica que su problema de investigación es original y actual.  En la conceptualización se precisa la terminología sustantiva que da forma precisa a su habla en el discurso de investigación, se ayudara de referentes filosóficos y el uso actual de la terminología a la luz del artículo científico más actual.  Este apartado es un ensayo científico, no un compendio de resúmenes de obras, por ello su redacción es argumentativa.

 

En el capítulo de  método de investigación, se describe con precisión las etapas del proceso del método, puntualizando las más relevantes para garantizar que se pueda repetir los experimentos.  La naturaleza de método aclara si es cuantitativo, cualitativo o de ambos. Se identifica cómo se mide y genera la información, desglosando indicadores, variables  y categorías de mensurandos en su incertidumbre estimada. De tratarse de un análisis estadístico, explicar el cálculo de determinación de la  muestra, análisis estadístico, criterios de validez y proceso informáticos de datos. Finalmente se explica cómo se presentarán los resultados.

 

 

El capítulo de análisis de resultados,  es un texto formado generalmente por fórmulas, modelos y comportamientos de los datos.  Se redacta interpretando de forma lógica la información surgida de la aplicación de los métodos de investigación.  El texto clave en este capítulo, destaca el argumento de análisis, es decir, razones que interpretan los resultados  y dan significado a los datos. No debe contener estas razones, más allá de la información generada, concrétese mediante cuadros  y gráfica  a explicar su análisis de los resultados, no discuta la interpretación de los mismos en este apartado.

 

En el capítulo conclusiones,  observamos el planteamiento del problema y la hipótesis en contraste con los resultados; de tal manera que se evalué si se logró los objetivos de investigación.  No quiere decir que fallamos en nuestra investigación si nuestra hipótesis cae ante los resultados, esto es positivo, porque al reportarlo informamos a la comunidad científica sobre una dirección improbable sobre lo que es la realidad. Es un traspié considerar que hacer ciencia no es pulir el conocimiento de errores.

 

En el apartado recomendaciones, sugerimos las líneas futuras de investigación, como horizonte formado por la experiencia de nuestra tesis. No es un apartado extenso al igual que el de conclusiones. Su redacción, implica precisar los desafíos cognitivos  que implica el problema planteado, nuevas profundidades metodológica, experimentales y de análisis que se sugieren, aparecen en este capítulo.

 

Los anexos,  contienen en forma complementaria al discurso del cuerpo del informe de investigación, información relevante para precisar y especificar método, análisis y resultados.  Pueden incluirse textos importantes a la investigación como patentes, fotografías, registros, normas, encuestas y otros que ayuden a la compresión de los tópicos tratados en el informe final de investigación.

Definición de tesis como acto de habla

 

El origen griego del término, refiere a tesis como  el acto intelectual de sustento argumentativo de una hipótesis. La tesis se formula entre la revisión del estado que guarda en la ciencia un problema y el objetivo de generar conocimiento apoyado en procesos de investigación científica.[4]

 

La tesis como protocolo documental reporta la investigación  científica para el sustento de un grado académico, llámese de licenciatura o postgrado, dado que el fin de una tesis  es la de formar y dar testimonio de las competencias mínimas como investigador. Cuando se agrega al término tesis el  desiderátum o disertación, se agrega el objetivo de hacer una tesis en  el sentido,  la intención y el fin de aportar resultados que den luz a alguna parcela de la realidad. Se considera a los resultados de una tesis de disertación como originales y relevantes, ratificados por publicaciones de artículos de investigación en  revistas con factor de impacto.[5]

 

Al que vive una experiencia de tesis se le llama tesinando,  es alguien consciente del rigor y los valores epistémicos del quehacer científico, mismos que honrará y serán confirmados en su trabajo y defensión de su tesis.  

 

La tesis como acto de escritura, es generar argumentos, organizarlos, redactarlos, revisarlos y rehacerlos, exige un necesario esfuerzo para explorar campos de la teoría literaria, la epistemología, la tipología de textos, la matemática, la revisión de estilos, y de la informática necesaria para procesar textos y datos de investigación.

 

Hace relativamente poco que los profesores en las universidades apoyados en diapositivas fragmentaron al texto, le degradaron su textualidad y se confundió información con conocimiento. En consecuencia para los egresados que deciden el camino de hacer una tesis, encuentran obstáculos de comunicación y argumentación propios del quehacer de la investigación científica reportados en la tesis.

 

Nosotros planteamos en este texto, un enfoque centrado en el acto de argumentar, reconocer los funcionales de cada pieza estructural del texto llamado tesis  y  actuar con la tesis en una experiencia de introducción a la investigación científica. Es decir, revisar la lógica del discurso científico, la retórica de la discusión y la cultura de la actividad científica. La lógica no en el sentido técnico, sino en el sentido de composición del argumento, la pensamos como método de argumentar o razonamiento, actividad de aprendizaje, porque de acuerdo a nuestra manera de pensar, es que producirá razones en nuestra exploración de la realidad.   La capacidad para el desarrollo de la paráfrasis, se refleja a través de los parágrafos concretos que integrarán la tesis. La cultura se hace presente en la elaboración de los argumentos, en la medida que aporta los criterios iniciales que dan interpretación a los contextos de las teorías de referencia con que observaremos hechos y contrastaremos proposiciones con la realidad.

 

Sin embargo, a pesar de la falta común en la formación universitaria  de pilares teóricos sólidos, la idea fundamental es que la argumentación constructiva sea la puerta de acceso  a la metodología  a favor de la producción de la tesis, como un producto de información especializado.

 

La era digital, ha modificado en mucho el cómo ahora escribimos, documentamos, procesamos y comunicamos la tesis. Sin embargo, sus herramientas no son excluyentes de los criterios científicos y técnicos que dan forma a la tesis. Es decir, los valores  epistémicos de la ciencia siguen estando más vigentes que nunca en la actividad de producir información científica.  Valores tales como honradez con las ideas ajenas, el amor a la verdad, el rigor en la exploración a la realidad y la discusión de resultados como forma de progreso científico en la socialización, necesaria para construir acuerdos de verdad públicos e intersubjetivos.

 

Mente y tesis

Los pensamientos son una configuración lógica posible de los hechos, expuestos en forma de proposiciones, son frases que proyectan algo potencial desde la lógica. Los sustantivos o nombres dentro de una proposición cobran sentido en el acuerdo, formado por referencias teóricas  a la realidad en un discurso en el límite de lo decible, parecen siempre ser verdad, el sentido de plausibilidad puede ser empírico, es decir, en relación a lo que pasa en el mundo; o teórico, en función de la coherencia sobre modelos ideales de la realidad.

 

La concatenación lógica de proposiciones, es una medida de complejidad que representa la innovación de una tesis, este argumento no implica hacer todas las posibles conexiones lógicas entre proposiciones, son la necesidad de la verdad dentro de los espejismos de la realidad.  Si bien las proposiciones intentan decir sobre la realidad, tenga presente que no son la realidad, son solo lenguaje. Cuando hablamos de espejismos de la realidad, nos referiremos a la incertidumbre presente que distorsiona nuestros desafíos cognitivos, al no explicar lógicamente de antemano en qué consisten todas las inferencias,  la lógica no nos enseña a pensar, nos ayuda a construir caminos a la realidad, pensar es andar esos caminos con el cuidado de que el lenguaje ordinario nos haga caer en condiciones de violación de la representación de la realidad. Un descubrimiento real,  es superar un hito y convertirlo en un nuevo concepto que se integrará como valor  al sentido de sensación de la realidad.

 

A lo que llamamos mundo, es todo lo que la lógica de nuestra especie le es posible auto organizar como totalidad en el espacio de los hechos y no de los objetos.  Estos últimos como cosas, junto a los hechos agregan la dinámica compleja de los estados, un estado es una posibilidad plausible de presentársenos las cosas. Los hechos están formados de estados de cosas, objetos en dinámica de cambio. Las cosas (objetos) son posibilidades de la realidad, unas independientes de otras y otras en redes causales dependientes, objetos ligados a la existencia de otros objetos.  Un estado de cosas es indivisible, es un objeto simple. Su forma en que se nos presenta un objeto, es su posibilidad de ocurrencia dentro de una infinidad de variables. Lo sustantivo en el mundo son los objetos, como configuraciones de estructuras de información identificables separadamente de los compuestos. Es decir, un estado de cosas es la configuración de información de objetos entrelazados, sus posibilidades de enlace determinan su forma en que se nos presenta en el mundo.

 

Las teorías o modelos de la realidad representan el espacio lógico de los estados de cosas (objetos) y sus estructuras de posibilidad (los hechos).  Las teorías hacen las veces de los objetos que constituyen el estado de las cosas. Esto quiere decir, que el espacio lógico de lo posible es lo que dota de sentido a nuestro discurso en la tesis, es el sentido que representa la posibilidad de evaluación de falso y verdadero. Solo una proposición es evaluable desde una teoría particular a la vez. El marco contextual es dependiente para las proposiciones que forman el discurso exploratorio de la realidad.  La teoría es independiente de la verdad y la falsedad, la teoría tiene sentido en la exploración de la realidad como consenso de muchas mentes. La hacemos a la teoría un sustituto de la realidad, tenga cuidado al generar a su amparo un pensamiento como configuración de la información posible (los hechos). Un pensamiento tiene elementos psíquicos y emocionales, es lo que está detrás de los hechos como energía motivacional y en una manera lógica estructurada, como promesa de verdad, es decir, son  hipótesis como operador proposicional lógico de un hecho. Una oración proposicional no es la combinación de palabras, es la articulación con las estructuras de información que definen a un objeto. Mediante hechos presentados por proposiciones, podemos mostrar otros hechos, esta actividad de escribir, el signo y el símbolo están gobernados por un espacio lógico delimitado por la teoría, este suele ser infinito, así como el lenguaje mismo. 

 

Los parágrafos formados por variables no lógicas (conceptos) y por variables lógicas (operadores discursivos), constituyen la esencia del arte de la actividad de escribir una tesis. Escribir nuestros pensamientos es componer proposiciones con sentido de referencia a los hechos, la totalidad de nuestro discurso es un argumento, algo que intenta ser paralelo al mundo y que pretende la totalidad de los hechos en esa parcela de la realidad.

 

Un pensamiento no solo será una proposición, además, esta deberá contener sentido. La proposición es un modo de forma lógica, que expresa sentido, como forma paralela al mundo sensible, perceptible e imaginado. Uno de los obstáculos de la tesis, es el cómo aprender a pensar con proposiciones y argumentos, es una actividad crítica que nos permite abordar la realidad enmascarada inadvertida con nuestro lenguaje. De ahí que digamos que la actividad científica de la tesis  es crítica del pensamiento, es decir, construir una mejor forma en el espacio lógico para expresar un nuevo sentido de la realidad.  Hacer una tesis es construir una realidad, que nos permite evaluar nuestra competencia para el pensamiento científico y técnico,  no es un juego sintáctico de proposiciones, es un desafío cognitivo para intervenir y decir sobre la realidad. 

 

Si M es un hecho, puede describirse dando todos los N estados E1, E2,…En. Un hecho es algo complejo, un conjunto de objetos, cosas tomadas colectivamente y que pueden ser individualizadas como un estado de cosas. Una cosa es una entidad abstracta, material o un fenómeno, por ejemplo: célula biológica, apoptosis y matrimonio civil.

 

Un conjunto organizado de proposiciones, el argumento; no es un discurso pragmático su arte, sino su complejidad que representa como frontera de lo decible. Ampliar nuestro horizonte terminológico especialidad, implica que nos sea posible ir más lejos en el conocimiento, mis limites en mi lenguaje, también lo es de mi capacidad de observar la realidad. Cuando escribimos la tesis, expresamos funciones de la estructura del protocolo de tesis, representamos nuestro espíritu cuando observa,  no requerimos intermediarios en las explicaciones de proposiciones cuando leemos con el empeño de profundizar en los términos y teorías. Conocer el sentido de la proposición le auxiliará en mucho rescribirla, parafrasearla y recomponer un nuevo sentido dentro de un contexto acotado por la hipótesis.

 

Los operadores lógicos discursivos no representan nada en la realidad, son parte de un lenguaje artificial, una tautología, un conocimiento a priori,  una matemática…,  sin embargo, son piezas del lenguaje con la virtud de permitirnos interrogar la realidad. La ciencia se compone de proposiciones en un consenso provisional sobre su verdad, el novel de la tesis considera que su papel es clarificar estas proposiciones y evaluar los resultados sobre el mundo o la totalidad de los hechos. La forma lógica de la realidad, cambia entre experimento y experimento, puede mostrarse en la interpretación de los datos, pero es más difícil el habla en su término general, es decir, en forma de teoría. La teoría es formal, está ordenada por relaciones internas de conceptos y variables, logrando no ser contradictoria en el espacio lógico de su contexto de aplicación. Cuando las proposiciones son muy complejas, se analizan de sus proposiciones elementales (premisas), de manera que combinadas cobren sentido a la luz de una teoría. No por el hecho de que las premisas son verdaderas, su combinación también  lo será; pero si alguna premisa es falsa, la proposición compleja (argumento)  será falsa.

 

La función de verdad de una proposición, descansa en el estado de cosas o en la demostración teórica. Una premisa es documentada en reportes de investigación, citada y referida en una lista bibliográfica, sin embargo, debemos pasarla por una evaluación a luz de la teoría. Dado que podemos escribir muchas combinaciones de premisas, las que son plausibles, guardan una virtud potencial a través de conjeturas, esta es la función de verdad propia de una proposición, puede tener un orden jerárquico o subyacente, no olvide que, las constantes lógicas (conceptos) y variables (operadores discursivos) no son nada fuera de una teoría. El sentido dotado por la función de verdad, viene de la teoría que cobija nuestros hechos. Tenga esto muy presente durante toda la actividad de la tesis, de ello dependen originalidad y coherencia como rasgos de calidad de su trabajo de investigación científica. Las contradicciones no son solo lógicas, también de pertinencia y de relevancia para construir una realidad.  La proposición nos expresa con precisión cómo están las cosas, es decir, expresan una situación posible. La verdad de una proposición está en función de otras proposiciones, la verdad de sus referentes hipotéticos es un consenso de observación de una comunidad epistémica (biología, física, química, ingeniería, …),  son leyes de inferencia, muchas veces postergadas a acciones de investigación futura, como la inferencia lógica de composición química de elementos artificiales, en la biología con los organismos sintéticos.

 

En el mundo de la probabilidad lógica, las relaciones entre proposiciones, es una fuerza de su grado de ser plausibles. En otras palabras, la probabilidad es un fuerte indicio de verdad para una proposición, una vez que se han fijado desde la teoría  los criterios para fundamentar la verdad, el lenguaje tendrá en nuestro texto esta forma, no de sintaxis, sino de semántica. Una  proposición es una ley en función de reiteradas negociones de verdad al realizar operaciones de negación apoyada en los valores de verdad convenidos por una comunidad científica. Hay, sin embargo, gigantes de la ciencia, que de un solo acto modifican valores de verdad y reformulan una nueva teoría.

 

La causalidad es una forma indirecta de medir el mundo, sus teorías que derivan no declaran nada de la realidad, son los medios para descubrir el mundo. Al hacer predicciones más o menos exactas, es cuando estas teorías hablan de la realidad. Los procedimientos inductivo y deductivo, son muy comunes en una exploración de causalidad.  El inductivo es el que acepta la teoría que corresponde con nuestras experiencias (experimentos); declara que el mundo es independiente de mi voluntad. Mientras el procedimiento   deductivo, es el que acepta en una exploración a la realidad, cuando lo que se dice  a sido dado por la precisión conceptual de los términos, mostrando que no ha dado proposición sin justificar los sentidos desde donde habla; no hablamos de un resultado, sino de una forma de llegar a resultados.  Estos procedimiento no son generados como consecuencia de una narrativa,  es por esta razón que no hay proposiciones  en la estética y la ética; donde la razón está permeada de lo contemplativo, aquello que es místico en un espacio-tiempo cultural.  Queremos decir, que la ciencia no atiende el enigma, sino el paradigma; en otras palabras, la clandestinidad de la obra del humanismo,  la ciencia ha renunciado  a esto, prefiere como énfasis el consenso para construir objetividad.   

 

Hechos y valores

Entorno a la tesis, la violación de la propiedad intelectual, es decir, el plagio literal o el apoderamiento de ideas en los mismos términos, puede costarle la cancelación de su proyecto de tesis o algo más dependiendo de la política de la institución.  La gravedad de este acto, es que ofende el espíritu científico. Es por ello, que dedicamos esta sección a discutir sobre los valores entorno a la tesis.

 

Con el avance tecnológico y en particular las redes de computadoras, el cortar y pegar ha proliferado, pero también los recursos para detectar los plagios de obras. No es castigar lo que resolverá este mal, creemos que la solución radica en hacer  consciencia sobre los valores epistémicos y contextuales a la luz del acto creativo de la tesis.

 

Para la filología la relación hechos y valores  en la ciencia, justifica la actividad científica como moral. Si bien una tesis solo contiene texto formado por enunciados relacionados con los hechos ( lo que es la naturaleza), sus proposiciones se les exige originalidad como marco ético;  los juicios éticos y la política que los regula, la filosofía de la ciencia se ocupa de fundamentarlos. Los juicios de valor pasan por la epistemología de la ciencia, con el objetivo de justificar  por un lado, la formulación de hipótesis, métodos y hechos, por el otro, los criterios éticos son justificados en términos del progreso y el desarrollo de la ciencia para la humanidad.

 

Para el caso de las tecnologías de cómputo y telecomunicaciones, TIC,  se les piensa como ajenas a la ética, tradicionalmente se les considera una exploración con lógica marginal a la ciencia, dada por la innovación, la eficacia y la eficiencia concatenada del arte de hacer técnicas y tecnologías. Lo mismo ocurre con la ciencia como productora de modelos de la realidad (teorías), las cuales son racionales, objetivas, y libres de valores distintos al acto de búsqueda de la verdad. Este argumento se justifica en la idea de que las TIC’s no tienen voluntad y de la misma manera las teorías tampoco, pueden ser usadas  en perjuicio de la humanidad, el mal reside en los usuarios de estas.

 

Los procesos sociales de la ciencia y la tecnología,  o contexto; nos dice la filosofía que son productos particulares de una sociedad, y no solo son productos de un proceso racional metódico y objetivo, además, depende de los valores en las tomas de decisión de comunidades en espacio-tiempo determinados por propósitos y sueños. Exponemos  que el contexto social  justifica los valores para denotar criterios éticos de las conductas de los usuarios de la ciencia y la tecnología. Así para la teoría, los valores sobre los criterios de verdad  evalúan la relevancia de estas. Kuhn introduce el concepto de giro axiológico,[6] inaugurando la valoración ética a la actividad tecnocientífica,  para juzgar en función de criterios epistémicos, técnicos, económicos, políticos, jurídicos,  ecológicos y sociales. Se considera ahora que los valores epistémicos y no epistémicos (valores contextuales), son parte interna de la obtención de conocimiento. Los valores contextuales refieren al cómo se obtienen los resultados de investigación o conocimientos científicos, mientras los valores epistémicos se refieren a la excelencia de los propios conocimientos.

 

Cuestionamos que en la formación de científicos y técnicos no se aborde una educación ética en ambas  caras de un mismo acto humano: ciencia  y tecnología. Por ejemplo, para el caso de valoración epistémica, podemos decir, que con un mismo conjunto de datos es posible servir de apoyo de evidencia a diferentes planteamientos del problema e hipótesis, por lo que la evidencia empírica no está atada a un marco teórico, está en referencia a la hipótesis, esto quiere decir, que la evidencia científica no tiene valores lógicos  y metodológicos que aseguren su objetividad, solo la hipótesis tiene este privilegio. Sin embargo, la elección de la evidencia si está permeada de supuestos valorativos de la cultura, política y referentes científicos de una comunidad particular.  Esta idea que introducimos, nos justifica poner atención a los valores contextuales, porque son estos los que de una u otra manera intervienen en la justificación de originalidad y marcos bioéticos, no separados del marco epistemológico.

 

 

Valores contextuales

Dentro de la ciencia y la tecnología, la actividad social a lo largo de la historia se ha reflexionado sobre la importancia de que esta destacada contribución sea siempre a favor del hombre.  En el paradigma  de la concepción heredada, la ciencia  en su práctica  es objetiva y neutral, ajena al contexto. Es autónoma respecto a las revoluciones sociales, donde la objetividad y verdad no es un consenso, sino producto solamente del método para observar y producir la realidad. Los datos y la racionalidad aplicada en el método hipotético-deductivo, asume la universalidad de los sentidos en todos los humanos, los experimentos son reproducibles por varios sujetos.  Factores culturales y de contexto más amplio no se consideran parte de la observación científica y la intervención técnica en la realidad.  Para abordar la tecnología desde la ética, debemos partir de una definición que nos permita inferir en nuestro discurso.

 

La tecnología es el fruto de la técnica como actividad creativa, la técnica es el horizonte de la realidad que podemos vivir, es un conocimiento de base científica y cultural; donde modifica las prácticas de comunicación, de póiesis, de exploración de la realidad, de la economía, la justica y de la democracia. La tecnología son conocimiento en práctica, la técnica son referentes filosóficos de las maneras de hacer tecnología; la diferencia no es semántica, es más profunda, las respuestas están en la misma manera en que la sociedad integra culturalmente una técnica.  Son los valores contextuales los que marcan hasta la medula el cómo elegimos cuál o qué técnica, decisión que es pasada por criterios de valor de contexto.

 

Desde este enfoque, la tecnología parece ser el producto de una ciencia aplicada, y la técnica la ciencia aplicada. Esta imagen intelectual se opone a la idea de técnica como arte factual o instrumental tan presente en el imaginario social. La técnica  y sus productos tecnológicos son vistos en este enfoque como parte de la ciencia y de la plataforma para imaginar el acto de exploración científico.  El hablar de ciencia y tecnología o de ciencia-tecnología, no es un capricho de nuestra parte, los posracionalistas consideramos que eliminado la “y” lógica, es observar desde el humanismo más claramente la actividad científica-técnica como una actividad social. Donde valores y desafíos cognitivos son inseparables en el quehacer diario de estas empresas humanas. Hemos pasado de la concepción heredada de la ciencia, a la filosofía constructivista posracionalista,   por la evidente realidad del rol que juegan los valores del contexto en la actividad de la ciencia-tecnología. En esta alternativa filosófica la ciencia es más que el producto intelectual de conocimiento hipotético que presenta  a la realidad.  La mente en la concepción heredada, es racionalista pura (lógica inferencial); en el posracionalismo la mente es racionalista-narrativa, es decir, es autoorganizada por las vivencias y  la estructura de un espacio racional en el que nos comunicamos, formamos concesos y acuerdos.

 

Desde esta perspectiva de mente narrativa, ciencia-tecnología no son algo autónomo de la sociedad que las crea y las aplica. Para el caso de la tecnología, es la lógica de la sociedad la que la impulsa o la rechaza, o además, todo avance de innovación es producto de un malestar social que pretende ser resuelto.  La tecnología por sí sola no es desarrollo o progreso, el cómo mejoró la vida humana, pasa por sus estrategias de implantación cultural, son las que permiten el éxito de esta; por ejemplo en la educación, el simple hecho de introducir bienes tecnológicos  de hardware y software  de cómputo, no se traduce en un mejor aprendizaje, en una robustez del tejido ético de una sociedad y mucho menos es justicia ante el acto crudo de su introducción gratuita y pública en una sociedad.  Estamos hablando de que los valores contextuales de la pedagogía son determinantes más allá de un acto de profecía tecnológica del bienestar.

 

Un científico desde el posracionalismo observa con valores distintos a la tecnología. Valora lo técnico más que lo tecnológico, es escéptico de las mediciones instrumentales de la realidad, la incertidumbre de la realidad no lo subestima en su actividad de observación empírica, y la tecnología es en sus distintas categorías, los ojos con los que damos sentido a la realidad.  La racionalidad de la técnica, está por encima del dominio práctico de la tecnología, la innovación es producto de un desafío científico  y no de un acto artesanal técnico.

 

Neutralidad ética de la tecnología
 

Cuando atreveos a conocer, se gana libertad sobre la ignorancia;  los medios, es decir, la tecnología es considerada libre de valores e intereses distintos a las inferencias prácticas de su conocimiento técnico, valorativamente son neutras. Los ingenieros o los científicos no son responsables de la mala aplicación de una tecnología, la técnica es buena porque permite nuevas tecnologías, y por tanto, esto determina nuevos cambios sociales, dado que la base de conocimientos técnicos de la sociedad modifica su imaginario de la realidad influyendo en cambios de las prácticas  económicas, políticas, de comunicación, entre otros importantes pilares de la civilización. El acoplamiento de nuevas tecnologías a la sociedad, garantiza su desarrollo en nuevas técnicas de innovación. Sin embargo, advertimos que las tecnologías no son ciencia aplicada, son un cuerpo de conceptos, herramientas, criterios y prácticas necesarias para la innovación técnica. Los investigadores científicos utilizan sofisticadas herramientas tecnológicas para mediciones, control y procesamiento, pero estas no son la base para crear la realidad, no confundirlas por su estreches con la ciencia, como un sistema científico de explicación de la realidad. Las tecnologías  son la integración de los nuevos conceptos científicos a nuevas formas técnicas de creación en la realidad.

 

Reflexionando sobre el conocimiento científico podremos diferenciarlo del conocimiento técnico.  El primero es un método hipotético-deductivo, de las hipótesis se deducirá causales que deberán ser coherentes con la evidencia empírica, procedimiento que justificará hipótesis y teorías bajo criterios de verificabilidad de los enunciados científicos por medio de un empirismo lógico (positivismo lógico); el criterio de falsabilidad (lógica deductiva), que parte de considerar a todos los enunciados científicos, aplicando la lógica deductiva, como falsables, es decir, deben dar la posibilidad de desafiarlos bajo nuevos experimentos. Los problemas del conocimiento científico contienen la constante de justificar las teorías, hipótesis, leyes y sus enunciados por medios empíricos. Es evidente que el discurso científico se justifica no solamente con enunciados sobre los hechos, además, contiene valores expresados en criterios de verdad, desde este enfoque, la ciencia es una reflexión sobre el conocimiento que produce hechos, esta es una importante característica que la distingue del conocimiento técnico. La perfección de la arquitectura de la validez de teorías científicas rodea la mejor distención entre conocimiento técnico.  El conocimiento científico no es acumulativo a diferencia del técnico, este está sujeto a revoluciones de sus conceptos y paradigmas.  Mientras el conocimiento técnico, acumula habilidades y procedimientos de transformación de la realidad en un sentido de periodos históricos; involucrando la construcción y manipulación de los instrumentos tecnológicos. 

 

El contexto de descubrimiento científico y técnico está muy ligado, nos referimos a este contexto como un punto histórico que define cómo se adquieren las creencias sobre el mundo y cómo las valoramos como verdaderas, justificables o verificables.

 

La técnica es la proyección de las capacidades físicas y mentales humanas para conquistar el comportamiento de la naturaleza, este dominio material es producto de necesidades sociales particulares, cada conquista es también un escalón más para nuevas prácticas creativas y de imaginación de los horizontes culturales por venir. La técnica es conocimiento práctico y su método tecnológico, es un conjunto de maneras de intervenir en los atributos del mundo material, para controlarlo, explicarlo funcionalmente a otros sistemas tecnológicos en capas lógicas puras como el software.

 

El método tecnológico no es la búsqueda valorativa, sino la construcción de nuevas realidades materiales. La capacidad técnica humana reconoce la interpretativa funcional  del mundo material y sus posibilidades para un mundo sintético. El mundo sintético creado por la tecnología   lo podemos observar en la telepresencia de la comunicación humana, los elementos químicos artificiales, los anticuerpos sintéticos, las proteínas sintéticas y tantos nuevos horizontes del conocimiento técnico aplicado sobre teorías científicas para nuevas realidades, ya que la técnica no puede sacar de sí misma su propia dirección de innovación.  Es decir,  para dar sentido a la técnica, se pasa por los límites de control de la realidad material y su lógica, es la codificación de los conocimientos de las posibilidades materiales; es por sus recursos de habilidades técnicas de intervención en la realidad; son los marcos teóricos rigurosos de la acción tecnológica; son las normas y criterios de concepción de funciones tecnológicas; el conocimiento tecnológico es acumulativo, no representacional de la realidad, sino potencia virtuosa para nuevas realidades. 

 

El impacto tecnológico es muy distinto del impacto científico de nuevos conocimientos en la sociedad.  El primero se traduce en un poder práctico de alcances de una repercusión inmediata sobre las maneras en que se organiza y se da el poder en las sociedades.  El segundo, el conocimiento científico es de más lento efecto pero termina por revolucionar las  maneras en que damos y explicamos  el sentido de la realidad. Por ejemplo, las tecnologías de la comunicación moderna apoyadas en Internet, representan  poder político, sin embargo, muchos de sus usuarios desconocen el cómo se justifican sus teorías científicas que crearon los nuevos conceptos tecnológicos inherentes a estas redes.

 

Ser un técnico con cierto grado de expertis, implica habilidades, destrezas y conocimientos técnicos, por otro lado,  ser un científico de un cierto grado de expertis,  involucra además, valores epistémicos, de contexto, recursos de pensamiento matemático y está más sujeto a la promoción que su sociedad hace de la exploración de la realidad. El ser un técnico, está potenciado muchas veces por intereses económicos, militares, ecológicos,… todos ellos con el sello de un patrocinio utilitario de una libertad creativa. El ser un científico, está potenciado por el grado en que una sociedad reflexiona sobre la libertad, la democracia, la justicia por la vía del conocimiento científico, la oposición al autoritarismo y la promoción de la cooperación colaborativa por el bien común. 

 

El método no es una receta de cocina exitosa

El oficio de observar con la teoría y el método aprendido dentro de la tesis, lo hará un escritor producto del acto consiente de pensar. El método no es técnica o compleja estadística; observando en muchos estudiantes en su acto de elaborar una tesis, encontramos esta manera de verlo. El método es un camino para estructurar la lógica y los caminos de investigación, no es técnica sino pensamiento que evita la parálisis de argumentar la realidad. La ampliación del espectro metodológico es producto de que los investigadores buscan un camino o método original para explorar la realidad. Así pues, el camino a la realidad es identificar los instrumentos que sean capaces de trasladarnos a resultados de investigación (métodos). Es verdad que requerimos instrumentos universales y válidos en nuestro tiempo, sin embargo, la actividad de investigación científica no es una receta de cocina repetible porque ha tenido éxito en otros nichos de la realidad. Las falsas equivalencias metodológicas provocan una mecanización del trabajo de tesis, resulta fácil inferir que un estudiante de tesis esperaría que la metodología fuera un escalamiento a nuevos y más abstractos conceptos de observación, este estiramiento conceptual es importante para su formación científica, de lo contario se produce una evasión que debilita el contacto con la realidad.

 

Cuando un asesor de tesis tiene poco espacio en su agenda para invertirlo en su estudiante de tesis, este último debe enfrentarlo con valentía, buscar contrastar con otros trabajos las vías metodológicas. Las técnicas estadísticas nos protegen de errores de medición y muestreo, nos permiten establecer correlaciones causales significativas, cuando identificamos variables relevantes que miden aspectos a analizar de nuestro problema, la estadística nos permite evaluar si lo observado tiene importancia teórica. Tengamos presente que la elaboración de conceptos es precursor de la cuantificación, comenzamos a pensar en un lenguaje cualitativo antes que cuantitativo, es decir, los datos no hablan por sí solos,  hay que dotarlos de vínculos fuertes con la teoría mediante conceptos construidos lógicamente sobre lenguajes naturales, para arribar al lenguaje artificial formal (matemático) con claridad sobre lo que estamos midiendo en la realidad. En el método la cuantificación de mediciones de variables solo aparecerá una vez que están articuladas por una estructura conceptual que da coherencia a los números generados.

 

Referimos a conceptos la forma abreviada de ver a las proposiciones, los términos de observación a escalas diferentes de abstracción. Es decir, en una escala de abstracción es una medida de la complejidad en la que se vinculan coherentemente contextos teóricos, definir los conceptos es ubicar en el nivel empírico observable  nuestra necesidad de observar la realidad. Al aumentar la abstracción de nuestros términos observables logramos ampliar la clase de cosas que involucramos en nuestro problema, diversificamos y precisamos las características que deben poseer nuestros observables. Esta escala de abstracción es para el método nuestro referente en la vía de investigación que  hemos construido.

 

En el nivel más bajo de abstracción están los mapas conceptúales ideográficos, en nivel medio están los conceptos de comparación y diferenciación de clases y generalidades; en el nivel alto de abstracción están los conceptos que involucran marcos complejos de teorías, contextos y heterogeneidad de paradigmas de explicación de la realidad. Cualquier nivel de abstracción en la observación no debe perder la articulación lógica de sus conceptos, allí es donde resulta la determinación de las mediciones necesarias para desafiar la hipótesis. A los conceptos se les exige que declaren su significado operacional que indique cómo pueden ser verificados y medibles. Para elaborar un pensamiento coherente se exige un lenguaje claro, es decir, donde todos sus términos estén explícitamente definidos. Las palabras asignan la terminología del marco conceptual, sus referentes son los objetos (referente al mundo real) a los que designa preguntas de investigación y los significados son vínculos teóricos que los explican, reduciendo la ambigüedad y eliminando los equívocos. Podemos definir desde un marco teórico conceptos de manera denotativa, especificativa y operacional.

 

Las definiciones denotativas son las que delimitan, seleccionan los componentes de cada denotatum y precisan los límites con las entidades contiguas similares o marginales.

 

Las definiciones específicas acotan en una clara estreches el ámbito y el escenario de los observables.

 

Las definiciones operacionales reducen a su mínima expresión la denotación de conceptos, para hacerlos de una mayor riqueza de evaluación mensurable en la realidad. 

 

Definición denotativa: El hombre es un ser racional.

 

Definición especificativa: El hombre es un ser que racionaliza su existencia.

 

Definición operacional: El hombre alcanza grados de racionalidad en función de los operadores lógicos con los que argumenta la realidad.

 

 En el trascurso de nuestro discurso en la tesis los términos claves deben mantenerse coherentes en su significado declarado en su primera aparición que lo define. De esta manera reducimos la ambigüedad en nuestro discurso científico y profundizamos sin redundancia a mayores abstracciones en nuestras proposiciones. Al definir conceptos estamos hablando de escribir frases  con diferentes profundidades en su significado. 

 

Para comenzar a definir un concepto, constrúyase un argumentario desde donde se registre un conjunto de definiciones de muchos autores, disciplinas y épocas; vacíese en una matriz de comparación para identificar características comunes y maneras significativas de modelar su significado. A partir de aquí, podrá discutir y elaborar una nueva manera de denotar un concepto, las proposiciones resultantes le ayudarán a organizar mejor su discurso en estrictos rigores lógicos que caracterizan un objeto de la realidad. Cuando una definición de un concepto no logremos limitarlo, esto lo podemos lograr agregando más propiedades específicas en su definición. Es lo mismo que reducir su universalización.

 

En resumen, la metodología  es entendida como el modelado de la estructura lógica y de procesos para llevar una investigación a partir de la precisión de la base conceptual que permite observar. Las sofisticadas herramientas estadísticas, la informatización a gran escala de análisis de datos y la visión numérica de la realidad solo han cobrado importancia a la luz del planteamiento metodológico que precisa conceptos operacionales con referentes donativos abstractos. El modelo metodológico no es una explicación, sino una llave para perforar la realidad.


 

 


Referencias


[1] Gopen D. George and Swan Judith A. (1990) The Science of Scientific Writing. American Scientific 78: 550-558. Consulta: 5 de junio de 2012, de http://www.americanscientist.org/issues/issue.aspx?id=8
77&y=0&no=&content=true&page=5&css=print

[2] Olaya M., Doris Lucía (2009). El sistema internacional y la Sociedad de la información:
la búsqueda de indicadores armonizados para América Latina. Tesis de grado, Santiago de Chile, septiembre de 2009.
Consulta: 5 de junio de 2012, de  http://www.cybertesis.cl/tesis/uchile/2009/olaya_d/sources/olaya_d.pdf

[3] Alejandro Caballero Rivero(2003) OPEN ACCESS: una alternativa para el acceso y la diseminación
de la información científica en los países en vías de desarrollo. Academia de Ciencias de Cuba.
Consulta: 5 de junio de 2012, de  http://www.porlacultura.cult.cu/pdf/ll0014.pdf

[4] García Córdova (2004) La tesis y el trabajo de tesis. México: Limusa

[5] Núñez Cachaza, A. (1991) Hacer una tesis en ciencias. Valencia: Universidad de Valencia

[6] Echeverría Javier (1998) Filosofía de la ciencia. Madrid: Akal Consultado el 17 de agosto de 2012, de
http://books.google.com.mx

 

  • El escritor y la grieta.

    El sueño de la razón


    no dezcanza ni en nombre
    de la paz.

  • Libros



    Programa SINED, CONALEPMICH,
    UMSNH-CIE/QFB.

    Profesores escritores
    2008-2015
  • Escritura creativa



    Discurso, razones, narrativa, argumento, párrafo, parágrafo, proposiciones, metáforas, textualidad,...
    (Tutor escritor)


Concepto »

Filosofía CIE.

Los contenidos tienen como criterio favorecer la palabra escrita, la formalidad del lenguaje matemático y la experiencia estética-histórica como vehículo emocional del aprendizaje. Nuestra filosofía es el posracionalismo.

Memoría.

1996-2014

Arte, caricatura y arquitectura

Servicios »

Aula digital.

El aula digital, no es un concepto de moda, sino parte del lenguaje generacional para el siglo XXI. Es un concepto dual, dado que adquiere significados a nivel físico y virtual.

Video IP red UMSNH

Transparentar el espacio universitario. En este navegador no tendra problemas con el codec, FireFox

 


Literato »

Prólogo CIE.

Escribir para Usted, nos es una mezcla compleja de sentimientos, combatimos el texto utilitario y promovemos el literario, encontramos en el primero, la ausencia de palabras en el silencio absoluto de la simulación, incapaz de actuar en la educación superior.

 

Web literaria.

Sombras de letras

Aula digital Q.F.B./UMSNH»

Horario CIE.

Tzintzuntzán No. 173 Col. Matamoros C.P. 58240, Edificio E planta alta
Morelia, Michoacán. México. MX eohqfb@yahoo.com.mx; eohqfb@gmail.com

 

Tel.: 3-14-28-09
Copyright © 2000-2014
Coordinación de Innovación Educativa (CIE/QFB)

Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

 


Repositorios


Chorros del varal

Repositorio M

United Visual Artists (UVA)

Varvara

Web Speech Api (usar Google crome para dictado de texto.


 

Rating for cie.umich.mx